Por Macarena Faunes
2 septiembre, 2019

En el terreno se encontraron tres perros sin vida y diversos cachorros en mal estado físico. Desnutridos, con heridas en sus cuerpos y enfermos.

Las mascotas no son un objeto de entretención, ni mucho menos propiedad de alguien. Si vas a tener más de uno, asegúrate de tener un terreno lo suficientemente grande para ellos y que tengan sus necesidades básicas requeridas para su bienestar. Cualquier tipo de agresión contra ellos debe ser penado con una sanción que les deje bien claro a sus dueños que jamás se debe jugar con la vida de estos seres.

En Chile, el Tribunal Oral Penal de San Felipe condenó a Gonzalo Ariel Rebolledo Robles por ser el dueño de un criadero ilegal de perros. Fue sentenciado a tres años de presidio remitido por el delito de maltrato animal con resultado de muerte. Además, deberá pagar una multa de 30 UTM y se le inhabilitó de manera perpetua la tenencia de estos seres. Habrá justicia para ellos.

Pixabay.

El fiscal del caso, Julio Palacios Bobadilla, comentó que esta es la primera sanción de este tipo que se acuerda en la ciudad de la Región de Valparaíso. Marcó un precedente en las agrupaciones animalistas que lucharon por los derechos de estos cachorros, los que calificaron como un hecho histórico el fallo a favor de estos animales, informó Radio Agricultura.

Pixabay.

“Es la primera condena que se logra en la Fiscalía de San Felipe respecto del delito de maltrato animal con resultado de muerte. Y tengo entendido que en otras regiones tampoco se ha logrado este tipo de condena, debido a que con la modificación de la ley esta pena se aumentó.

Para las agrupaciones animalistas se sienta un precedente respecto del maltrato animal, debido a que se logró una condena que es muy alta, es la pena máxima que establece la ley, tres años de presidio, y la multa también es la máxima de tres unidades tributarias mensuales”.

-Fiscal Julio Palacios Bobadilla-

Pixabay.

El caso de maltrato fue denunciado por la organización Lady Freethinker en julio de 2018. La Brigada de Delitos Medio Ambientales de la PDI rescató a 21 perros del criadero ilegal.

Pixabay.

En el sitio se encontraron perritos de diversas razas en mal estado, sin alimento y agua, en espacios muy reducidos. La mayoría de ellos tenían lesiones físicas y estaban enfermos. Lo peor fue que se encontraron tres perros sin vida, agravando aún más el delito.

Pixabay.

“Estos 21 perros no tenían agua a libre disposición, no tenían alimentos, se encontraban en caniles los cuales estaban en el piso lleno de piedras, hecho que le provocó graves lesiones entre ellas callosidades en la base posterior donde se echaban los animales. Y algunos perros que tenían agua, esta estaba en muy malas condiciones. La Policía señaló que el líquido estaba mal oliente y alguna estaba de color verde llena de hongos, por lo que se procedió a incautar todos los animales”.

-Fiscal Julio Palacios Bobadilla-

Pixabay.

Tras recibir la acusación, la Fiscalía de San Felipe determinó que los hechos constituyen al delito consumado de maltrato o crueldad con animales. Su resultado fue la muerte y fue sancionado con el artículo 291 bis del Código Penal chileno.

Pixabay.

Gonzalo Rebolledo, el agresor, ya contaba con una sentencia del año 2010 que estaba prescrita por el mismo delito.

Pixabay.

Los animales merecen vivir en un ambiente cálido, lleno de amor y respeto hacia ellos. Cualquier tipo de violencia debe ser totalmente rechazada, sobre todo si les proporciona la muerte. Esperamos que la condena que vivirá Gonzalo le sirva para que reflexione sobre sus actos, ya que le quitó la vida a tres inocentes perros.

Puede interesarte