Por Mariana Meza
5 abril, 2021

A principios de marzo dos jardineros encontraron a los ejemplares que habían caído de un árbol en la ciudad francesa de Sotteville-lès-Rouen. En ese momento, ambos fueron trasladados a un refugio especializado, quienes hoy celebran su recuperación y liberación exitosa.

A principios de marzo te contamos sobre dos pequeñas crías de búho hulotte que fueron encontradas al pie de un árbol por dos jardineros en Francia. Bueno, ahora te traemos buenas noticias, porque después de haber sido trasladas a un refugio especializado, donde se encargaron de su recuperación, hoy vuelan libres en la naturaleza al haber sido liberadas con éxito el pasado viernes 1 de abril.

Las crías de búho cuando fueron encontradas / Association CHENE – Facebook

Luego de haber sido encontrados por los jardineros de Sotteville-lès-Rouen, Francia, los pequeños búhos tuvieron que ser trasladados a la asociación Le Chene para comenzar su recuperación.

Aunque en esa oportunidad desde Le Chene informaron que en estos casos lo recomendable es no intervenir, tuvieron que hacer un excepción debido a que habían caído en una zona altamente transitada por personas y animales, por lo que su desenlace podría haber sido fatal.

“Recordamos que hay que dejarlas donde están ya que hacen sus primeras pruebas de vuelo y siguen siendo atendidas por los padres incluso en tierra. Aquí se ha considerado demasiado grande el riesgo de depredación, así que nosotros nos hicimos cargo. Sin embargo, este sigue siendo un caso excepcional”, escribió Le Chene el 1 de abril en Facebook.

Los dos búhos recuperados / Association CHENE – Facebook

Y como buen caso excepcional, las crías fueron atendidas con mucho cuidado, situación que dio resultados positivos porque “las dos guapas hulottas han crecido bien desde hace unas semanas y han aumentado de peso. Suficientemente para ser colocados en un pequeño aviario”, informó Le Chene.

Los dos búhos recuperados / Association CHENE – Facebook

Gracias a la intervención a tiempo y los cuidados necesarios, las dos crías finalmente fueron liberadas la noche del viernes 1 de abril, después de asegurarse que aprendieron a volar y a alimentarse. “Abrimos un lado del aviario para que se vayan cuando lo deseen. Salieron volando en la noche! Adiós, pequeñas lechuzas”, finalizaron desde Le Chene.

Puede interesarte