Por Luis Lizama
11 febrero, 2020

Fueron encontradas por pescadores hace un mes y medio, en claro estado de envenenamiento. Milagrosamente se han recuperado y volverán donde corresponde.

Muchos animales sufren por la acción humana, aunque también la naturaleza es sabia y muchas veces incluso cruel. Las especies que no logran adaptarse, van quedando atrás en la supervivencia, muchos ejemplares no logran pasar la prueba de vivir. Ya sea en el mar o en la tierra, los retos son difíciles y salvajes.

Estas tortugas se habían envenenado a raíz de la marea roja, en las cosas de Oaxaca. Para su fortuna, pescadores las encontraron y rescataron. Comenzaron un tratamiento de un mes y medio, que terminaron de forma exitosa. Hoy pudieron regresar a su hogar, al mar, completamente sanas. Es un triunfo para la naturaleza.

Se trata de 8 ejemplares que resultaron intoxicadas en la cosa de Puerto Escondido. La marea roja, que es una acumulación excesiva de microalgas, genera toxinas altamente dañinas para algunos organismos. 

Durante diciembre de 2019, algunas costas mexicanas se vieron afectadas por este fenómeno y muchos animales sufrieron las terribles consecuencias, entre ellos estas tortugas. 

Se estima que unos 300 animales murieron por esta marea, siendo un gran porcentaje las tortugas marinas.

Televisa

Principalmente fueron machos, estas tortugas cuando se aparean dejan de comer, entonces creemos que eso sucedió, que los machos terminaron su temporada de apareamiento y se van a zonas de alimentación, se encuentran las salpas en su camino, las ingieren y por eso tenemos puros, la mayoría de ellos machos, entonces se intoxican y por eso se tuvieron que traer”.

Explicó Martha Harfuch, del Centro Mexicano de la Tortuga.

Afortunadamente para estos amiguitos, tras un largo tratamiento pero muy exitoso, su estadía en la tierra terminó y podrán regresar a su hogar. 

Tras la intensa recuperación, los biólogos tratantes certificaron su recuperación, permitiendo su liberación y además levantando la veda sanitaria para el sector.

Estamos felices por estas bellas tortugas. Sanas, fuertes y agradecidas.

Puede interesarte