Por Valentina Miranda
15 diciembre, 2021

El zoológico de Siberia recibió a los tres felinos que alguien dejó en sus puertas, y por suerte contaban con la ayuda de Alyona, un lince que tenía experiencia como madre adoptiva.

Siempre se ha hablado del instinto maternal que algunos seres vivos tienen, especialmente los animales. Ellos tienen algo que los caracteriza y es el cómo pueden hacerse cargo de otros que los necesitan, incluso sin ser de la misma especie.

Una historia que demuestra esto fue es lo que ocurrió en el Zoológico de Siberia (Rusia), luego de que una persona desconocida dejara en sus puertas una caja mediana. Probablemente nadie se imaginó en ese momento de qué trataría, pero resulta que esta tenía a tres gatitos dentro.

Instagram: @siberian_zoo

Eran tres pequeños felinos los que estaban dentro de esa caja, uno de color anaranjado y dos con rayas en su pelaje. No tenían ninguna nota escrita ni nada más que ellos mismos, lo único seguro era que necesitaban de un hogar donde quedarse y el amor que una madre les podía dar.

Si bien en el zoológico no habían mamás gatas, estaba Alyona, una lince que tenía mucha experiencia como madre adoptiva. “¡Nuestro lince Alyona volvió a hacerse cargo de los gatitos! Instinto maternal”, informó el zoológico en su cuenta de Instagram.

Instagram: @siberian_zoo

La organización compartió las imágenes que mostraban al lince con los gatitos. Alyona los aceptó de inmediato e hizo todas esas cosas que las mamás felinas hacen, lamerlos para mantenerlos limpios, descansar con ellos, y darles mucho cariño.

Alyona se les acercó con mucho afecto, tal como si hubieran sido suyos. No tuvo ningún problema en hacerse cargo de ellos, sobre todo si se piensa que no son la misma especie de animal.

Instagram: @siberian_zoo

“Los linces solo se ven feroces, pero son muy cariñosos. El instinto maternal entró en acción”, dijo el Zoológico de Siberia por medio de su cuenta de Instagram.

Los gatitos no se quedaron con ella para siempre, solamente fue mientras les encontraban un nuevo hogar. Ya fueron adoptados y Alyona continuó con su vida en el zoológico. Hizo un gran trabajo como madre adoptiva, los tres pequeños nunca la olvidarán.

Puede interesarte