Por Cristofer García
10 diciembre, 2020

“Los que odian pueden decir lo que quieran, pero Alan es nuestro perro y sabemos que es hermoso y realmente especial”, dijo su dueña, Johanna Handley.

Todos los perros son hermosos y deben ser aceptados tal y como sean, sin importar sus diferencias. Sin embargo, aún hay personas que se dedican a juzgar el aspecto de los peludos con deformidades, aunque ellos no tengan ninguna culpa de haber nacido así.

Este es el caso de Alan, un cruce de saluki y boxer de un año, el cual nació con una deformidad genética que hacer que su nariz se tuerza y ​​se incline hacia la derecha cuando cierra su hocico. Él es un perro rescatado que ahora, gracias a su dueña, se ha vuelto una sensación en TikTok.

Johanna Handley

Johanna Handley, de 41 años, de Godalming, Inglaterra, se había cansado de que llamaran feo a su perro, por lo cual creó una cuenta en esta red social para callar esas opiniones negativas. Le resultó muy bien.

Para ser más retadora, Johanna creó el usuario con el nombre de Alan the Ugly Dog (Alan el perro feo) para ir directamente con ironía hacia aquellos críticos de su mascota. Tanta ha sido la fama de este peludo que ya cuenta con más de 141.100 seguidores y ha recibido 1.000.000 de me gusta en sus publicaciones.

Johanna Handley

El objetivo de ella ha sido mostrar lo hermoso que es su peludo por dentro a pesar de su apariencia distinta. Quiere instar a las personas a no rehuir de los perros rescatados con apariencia diferente y así también puedan ser adoptados.

“He recibido muchos comentarios desagradables sobre la apariencia de Alan. Algunas personas me han dicho que me darán dinero para que pueda someterse a una cirugía y reparar su rostro, pero no hay forma”, dijo Johanna en conversación con Daily Mail.

Johanna Handley

“De hecho, hice que el veterinario lo evaluara para la cirugía porque me preocupaba su futuro y posibles problemas respiratorios, pero el veterinario dijo que está perfectamente sano. Tendrían que romper y reajustar su nariz y mandíbula. Sería un dolor inimaginable por algo que es puramente cosmético. No tiene sentido hacerle pasar por eso”, agregó.

Johanna Handley

Con mucha ironía, ella ha combatido los ataques contra su peludo. “Los que odian pueden decir lo que quieran, pero Alan es nuestro perro y sabemos que es hermoso y realmente especial. La mayoría de los comentarios y mensajes que recibimos en su TikTok son muy positivos. La gente lo adora“, expresó.

Johanna Handley

Se siente orgullosa de haberlo rescatado cuando lo vio abandonado en Doha, Qatar. Era el integrante que le faltaba a su familia.

Puede interesarte