Por Ignacio Mardones
27 abril, 2020

“Parece un paraíso, es muy hermoso este señor, es un gran artista ecológico, es lo más bello que he visto. Ya creo que es un record guines”, comentaron en YouTube sobre su hogar al que llama La Casa de las Botellas.

Vamos a imaginar que el apocalipsis ecológico al que tanto tememos -y adivinamos próximo- ha ocurrido. Es el fin. Y supongamos también, que la humanidad está siendo juzgada sólo por sus pecados contra la Tierra, de manera caricaturesca, ante Dios o un juez sentado en un estrado, armado con el martillo de la justicia que sellará un veredicto inclemente. Bueno, si a eso nos enfrentamos, hay alguien que puede respirar tranquilo: Niño Dios.

Tal como se lee. A este hombre de torso desnudo lo llaman “Niño Dios”. ¿La razón? Nació un 24 de diciembre. Pero lo que nos trae aquí no es la historia de su alumbramiento ni su apodo. Lo que nos importa, es el milagro que ha hecho este colombiano con sus manos.

Antonia Mardones

Valiéndose de botellas, plástico, cajas de leche, latas y bolsas, ha creado una vivienda en extremo original que sintoniza con el cuidado al medio ambiente, y que -aplausos extra-, desborda de atractivo, colores y elegancia (en su propia y alocada estética).

Desde su entrada se nota que la residencia “dionisiaca” es algo fuera de lo común. Un señal, después otra, y de la mano de nuestro carismático guía vamos introduciéndonos en un mundo novedoso, una casa que nada tiene que envidiarle a las que vemos normalmente.

Antonia Mardones

Se requiere de una creatividad sin límites para hacer florecer estos desechos así como lo hace Niño Dios. Le ponen un montón de latas de bebida al frente, acto seguido él ve una escultura exótica; se topa con botellas de vidrio o televisores en desuso, e imagina un maravilloso piso para su hogar.

Antonia Mardones

Hay un cuidado especial en los detalles. Hay pasión. Eso es lo que ha llevado a este hombre a recibir tantas merecidas felicitaciones y por eso también el video ya supera el millón de visitas.

“La Casa de las Botellas” demuestra que todos podemos aportar con el cuidado de los ecosistemas. No importa cuánto dinero tengamos, lo único que cuenta es el esfuerzo.

Antonia Mardones

Donde sea que uno mire, podrá encontrar el desbordante ingenio de Niño Dios. Prácticamente todo su terreno está decorado con desechos y esculturas ecológicas (¡hay una torre Eiffel!), e incluso las mismas bases, paredes, techos, están construidos a partir de lo que se bota al basurero. 

Con 19 años viviendo en el lugar, le ha tomado un cariño inmenso, y vaya que se nota por cómo se refiere a cada uno de sus espacios: su jardín, su dormitorio, la terraza, la sala de estar.

Antonia Mardones

Sin duda, una persona de mucho valor en el gran país de Colombia. Y quieres han visto el video lo han hecho ver en sus comentarios:

“Genial!!! Ese señor es un super!! Artista!! Se debería exponer y fomentar como turismo!!!!! Y sobre todo merece un premio!!!!! X favor!!!! Muchas gracias x ayudar al medio ambiente!!!!”. 

Cori Delgado en YouTube

“Parece un paraíso, es muy hermoso este señor, es un gran artista ecológico, es lo más bello que he visto. Ya creo que es un record guines”.

Marisol Morales en YouTube

“Niño dios de la casa de las botellas.. merece el premio nobel… me encantó el video… felicitaciones para el niño dios”.

Jorge David Leyh en YouTube

El lugar se encuentra en Capurganá, Colombia. “Una aldea remota y libre de vehículos en la costa del Caribe”, como indica Viajemos NG. Y al parecer la zona es selvática y con atracciones naturales, por lo que si alguien se anima a ir a conocer… No se olvide de preguntar por “Niño Dios”, que él recibirá a todo el que esté interesado en cuidar de nuestro planeta.

Antonia Mardones

¡Hasta la próxima!

Puede interesarte