Por Constanza Suárez
8 noviembre, 2018

Fingal se lanza una y otra vez mientras da vueltas por la nieve.

Lo mejor del invierno es toda la diversión que podemos lograr cuando comienza a caer nieve. Hacer muñecos, deslizarse o guerras de nieve divierten tanto a niños, como a adultos. No podemos negarlo. Pero al parecer, quienes más lo disfrutan son los animales.

Basta con ver a este lindo perro jugar en una colina nevada para comprobarlo. El divertido animal nos recuerda la época en que éramos niños y solo deseábamos jugar. No existían responsabilidad, la vida sí que era bella. Hasta me dio nostalgia pensar en ese tiempo.

El perro Fingal si que sabe cómo pasar los días de invierno. Casi ya no queda nieve pero este cachorro da varias vueltas deslizándose por la colina cubierta de nieve, aprovechando al máximo la experiencia.

Rumble/OldManFarm

Lo repite una y otra vez ¡Esa sí que es buena vida!

Rumble/OldManFarm

¿Quién pensaría que a los perros les encantaba jugar sobre la nieve tanto como a los niños? Bueno, como siempre los animales nos alegran la vida, son realmente fantásticos, ahora sí que no tienen evidencia para afirmar lo contrario.

Rumble/OldManFarm

Mira el video:

Este perro nos recuerda la belleza que podemos encontrar en las cosas pequeñas. Es sorprendente cómo un poco de nieve puede traer tanta felicidad en la vida de alguien. Tenemos mucho que aprender de los perritos. ¡No los merecemos!

Puede interesarte