Por Camilo Morales
16 octubre, 2020

El pequeño ejemplar, que era cría de un tiburón capturado, padecía de albinismo, lo que le hacía tener un color blanco “lechoso” debido a la falta de melanina.

Una sorpresa se llevaron unos pescadores de Indonesia mientras terminaban una de sus jornadas en la localidad de Maluku: se encontraron con un tiburón albino bebé con un solo ojo. O sea, si el hecho de toparse con un tiburón de este color ya es improbable, imagínense si este ejemplar tiene un solo ojo.

El pequeño animal fue encontrado dentro de otro tiburón adulto, luego de que este último fuera capturado por las redes de los pescadores el pasado 10 de octubre. El gran animal fue abierto, para ser limpiado, y mientras los pescadores extraían sus intestinos y otros órganos se percataron de que el pequeño tiburón de un solo ojo era una de las tres crías del depredador.

ViralPress

Este bebé tenía sus aletas completamente formadas, tenía un color blanco “lechoso” y lucía su gran ojo en medio de su cráneo. Según las palabras de Andy a Lad Bible, pescador de 29 años, “encontramos tres bebés dentro de su estómago, pero uno de ellos con un solo ojo. Su color también era extraño, como la leche”. Además, informó a la marina local, luego de percatarse del hallazgo. El animal, eso sí, no sobrevivió y murió apenas el tiburón progenitor fue capturado.

Luego, se supo que el tiburón bebé, además de tener albinismo, el cual es producido por las bajas cantidades de melanina, padecía de una condición llamada “ciclopía”. Ahí la razón de tener un solo ojo.

ViralPress

Pero según consigna Lad Bible, ya han existido otros casos de tiburones albinos en la naturaleza. El pescador Jason Gillespie, de 50 años, capturó este mes un tiburón tope de aproximadamente 3 pies con su cuerpo completamente blanco. “Llevo 30 años pescando y nunca había visto uno así. Aparentemente es una condición en la que el pigmento del color de la piel muere“, dijo Gillespie.

El pescador, que devuelve al mar cada vez que atrapa un ejemplar cree que “si pierden su color, luchan por sobrevivir porque no tienen el mismo camuflaje y no pueden cazar con tanta eficacia y son capturados por depredadores“. Además dejó en claro que “lo soltamos lo más rápido posible, solo estuvo en el bote menos de un minuto (…) ¿Cuáles son las posibilidades? No tengo idea . Es el pez de mi vida, uno entre un millón“.

ViralPress

Probablemente sea un encuentro que Gillespie no vuelva a repetir, es algo que no sabremos. Pero lo que sí se puede asegurar es que la naturaleza nunca nos dejará de sorprender. 

Puede interesarte