Por Antonio Rosselot
17 agosto, 2020

El pequeño Mace sufría de un cáncer terminal, por lo que Jesús decidió sacarlo a dar una vuelta en carro antes de ir a la veterinaria para que le dieran la inyección letal. El hombre lloró desconsoladamente durante todo el proceso, ya que perdió a uno de sus mejores amigos de la vida.

Tal como los matrimonios, la relación de una persona con su mascota en rigor durará hasta que la muerte los separe. El vínculo que se forma entre humano y animal es algo que realmente es muy difícil de explicar, sobre todo cuando a alguno de los dos les toca partir.

El cariño y amor que Jesús Villelas Rivera (Hermosillo, México) tenía por su perrito boxer era realmente conmovedor: de hecho, lo había bautizado como “Mace”, porque era el “macermoso” y el “macenamorado” de su amo, según él.

FB: Jesús Villelas

Villelas cuenta que lo que su perro más disfrutaba era subirse al pickup de su camioneta y salir a dar un paseo por las calles de Hermosillo, con el viento en la cara y mirando todo lo que pasaba a su alrededor.

Sin embargo, un potente cáncer hizo que el pequeño Mace se viese enfrentado a la muerte antes de lo que Jesús hubiese querido.

FB: Jesús Villelas

En una publicación de Facebook que se ha viralizado con furia —originalmente posteada en el grupo “Perros Boxer en Hermosillo”—, Villelas relata que Mace estaba perdiendo la lucha contra el cáncer y que él, con el dolor de su alma, había aceptado que sacrificaran a su perrito para que descansara eternamente.

Pero antes de dormirlo, quiso llevarlo a hacer su actividad favorita por última vez.

FB: Jesús Villelas

“Con mi corazón destrozado y mi alma llena de dolor, me despedí del mejor amigo canino que he tenido, el “MACE”, el “macermoso”, el “macenamorado” de su amo, mi amigo de 4 patas. En una lucha contra el cáncer y mucho sufrimiento, tuve que aceptar que lo sacrificaran para que dejara de sufrir… pero sin antes darle un último paseo en carro como le gustaban y un momento sólo para nosotros dos, dándole las gracias por ser tan noble, leal y amoroso conmigo y mi familia. Se me fue el mejor perro que he tenido… ¡MI MACE! ¡MI MACERMOSO! ¡JAMÁS OLVIDARÉ A MI AMIGO!”

Jesus Villelas Rivera en Facebook

FB: Jesús Villelas

En las imágenes que acompañan el texto, se ve al pequeño Mace disfrutando de su paseo en camioneta mientras mira a su alrededor por última vez. En otras fotos, su dueño lo abraza y lo besa con lágrimas en los ojos, sabiendo que será la última vez que lo vería en esta vida.

FB: Jesús Villelas

La imagen final es la más desgarradora, con Mace recién dormido y Jesús de espaldas acompañándolo, probablemente igual de desconsolado que cuando dieron su paseo.

FB: Jesús Villelas

Es una situación de muchísima tristeza y desazón, pero Jesús podrá tener la tranquilidad de que su perrito descansa definitivamente y de que, bajo su techo y alero, Mace vivió una vida llena de alegrías.

Puede interesarte