Por Constanza Suárez
10 febrero, 2020

Stent no dejaba de sollozar sobre su amigo y abrazarlo. Por suerte solo estaba dormido.

Perder a un amigo es una de las experiencias más difíciles por las que se puede atravesar. Y eso bien lo saben los perros, fieles y nobles por naturaleza. 

Pixabay

Justo para Navidad del año pasado una dulce escena ocurrió en Camaquã, Brasil: una linda y gran muestra de cariño entre dos perritos. Ellos sí que tienen mucho que enseñarnos sobre las relaciones positivas.

ViralHog

Durante el 25 de diciembre, dos perros atacaron a un puercoespín y cuando su dueño los descubrió, vio que tenían la boca llena de púas. La situación era compleja porque, como era Navidad, ningún veterinario estaba disponible. Necesitaban ayuda urgente, pero nadie podía brindársela. 

Afortunadamente, su dueño encontró a uno en un pueblo cercano que actuó rápidamente. Los anestesió y quitó las púas de sus cuerpos. Ya estaban a salvo. 

La muestra de amistad vino después de la tragedia. El efecto de la anestesia de uno de los perritos, del pastor alemán llamado Stent, pasó antes que su amigo. Entonces cuando él despertó, encontró a su compañero dormido. Pero otra imagen pasó por su cabeza. 

ViralHog

El pobre Stent pensó que su amigo estaba muerto y con tristeza se lanzó para abrazarlo y llorar sobre él. Realmente lamentaba perderlo. Escuchar su desgarrador llanto rompe el corazón de cualquiera, hasta del más fuerte. 

ViralHog

Mira el video:

La dueña de los animales intenta calmar al perrito y sacarlo de encima de su amigo, pero no hay caso, se rehúsa a dejar a su amigo. Cada vez llora más fuerte. Finalmente sacaron a Stent a la fuerza. 

ViralHog

¿Acaso lo más tierno de Internet? 

 

 

 

 

 

Puede interesarte