Por Lucas Rodríguez
22 octubre, 2020

Si las autoridades no hubieran sido alertadas, lo más probable es que este perro no hubiese durado muchas horas. Son momentos así los que nos hacen avergonzarnos de nuestra especie.

Cuando las personas firmaron ese tratado antiguo, en que dejamos de lanzarle piedras y lanzas a los lobos y ellos dejaron de servirnos como postre, la parte que debíamos poner nosotros era darles protección. Los ancestros de los perros no pasarían más hambre ni se verían expuesto a la crueldad de las demás especies mientras se mantuvieran a nuestro lado. Fue por esto que los caninos ancestrales decidieron unirse a nosotros y no a los leones o los elefantes: a nuestro lado era donde podían estar más seguros. 

Si nuestros ancestros, que se esforzaron tanto por conseguir ese trato, vieran cómo algunos de sus descendientes tratan a los descendientes de esos solemnes lobos del pasado, se horrorizarían. Incluso, se podrían llegar a preguntar cómo podemos faltar el respeto de manera tan grotesca a nuestro acuerdo de mutua ayuda y protección.

Twitter: @juanmaencisod

La historia de un perrito encontrado en las peores condiciones posibles en un terreno baldío de Paraguay, la verdad es que nos hace dudar de si nos merecemos la compañía y amistad de los perros. El cachorro fue visto por personas que pasaban cerca, quienes no se demoraron en alertar a las autoridades.

El pequeño estaba amarrado de sus patas así como amordazado. Esto significaba que tanto su movilidad como su capacidad para ladrar y pedir ayuda había sido prácticamente eliminadas. El pequeño ya se había rendido: esperaba el momento en que su sistema simplemente decidiera dejar de luchar. 

Twitter: @juanmaencisod

Para su suerte, las autoridades no se demoraron en llegar. Cortando sus amarras, le dieron agua y lo llevaron a una veterinaria, donde recibió tratados intensivos. Descubrieron que no estaba demasiado herido, solo que muy débil y deshidratado. Lo dejaron allí para que se recuperara. 

Twitter: @juanmaencisod

Las autoridades declararon por Twitter que cerca del perro se encontraron huellas de camioneta, por lo que ya tienen su primer indicio para dar con los culpables. Quizás con la misma ayuda de los vecinos que los llamaron en primera instancia, consigan dar con los culpables y los puedan llevar frente a la justicia. Un acto de crueldad como este no puede simplemente quedar impune:

“Conforme manifestaron los vecinos, desde una camioneta, por las huellas que dejó en el patio baldío, lo abandonaron. Acudió la Policía Nacional, quienes cortaron las sogas del perro”

–Juan Manuel Enciso por Twitter

Twitter: @juanmaencisod

Esperemos que quienes llevaron a cabo este acto de crueldad sean llevados frente a la justicia. Es algo que le debemos a nuestros antepasados. 

 

Puede interesarte