Su equipaje contenía sus juguetes y pertenencias favoritas.

Los perros de raza suelen sufrir bastante durante su vida. A las perritas puede que las utilicen para reproducirse una y otra vez y generar dinero con la venta de los cachorros. Pero aunque la gran mayoría de las personas se interesen por estos perritos, a un vendedor a veces puede tomarle bastante tiempo deshacerse de ellos.

Al menos eso le ocurrió a un hombre que intentó aprovecharse de un indefenso Sharpei y luego terminó siendo buscado por redes sociales e incluso las noticias.

Resulta que un día, en plena estación de ferrocarril en Escocia, un hermoso perro había sido evidentemente abandonado. Estaba atado para que no pudiera huir y tenía una maleta a su lado. Tras horas allí y sin ver a alguien que se hiciera cargo del animal, los transeúntes llamaron a la SPCA escocesa, los encargados de la prevención de la crueldad animal, para que pudieran acogerlo… al menos temporalmente.

Youtube @STV News

Y recién cuando llegaron, todos confirmaron las sospechas del abandono. La maleta del cachorro estaba llena de sus pertenencias. Había una almohada, un par de juguetes, comida y un cuenco de agua.

El microchip del perro pudo ayudar a conocer su nombre y otra información, pero lamentablemente nada explicaba cómo había llegado allí. El hombre que figuraba como su dueño había vendido al perro en el 2013, así que desconocía su cruel destino y nada tenía que ver con el abandono.

Kai, como se llamaba el perro, no podía más de felicidad al ver que al fin volvía a tener un hogar, aunque fuese un refugio.

Youtube @STV News

Como a los transeúntes les golpeó tanto la situación, comenzaron a difundir las imágenes del cachorro abandonado a través de internet, y muy pronto llegaron a la prensa, donde pedían información acerca de la persona que podría haberlo abandonado. Así, rápidamente se logró esclarecer cómo había llegado el perrito allí.

De acuerdo a una mujer, el dueño actual del perro había intentado vendérselo a través de un sitio web en 530 dólares. Se reunieron en la estación y al ver al animal, la mujer comprobó enseguida que no se trataba del mismo perro del anuncio, pues estaba mucho más flaco y descuidado.

Así que, a modo de comprobar su estado de salud, le pidió al hombre dar un paseo con el animal. Él le pidió un depósito en caso de que no regresara.

“Entonces lo vi arrancarse en su auto. Lo llamé y le dije ‘Será mejor que vuelvas por tu perro’, pero él nunca apareció”.

Youtube @STV News

Como la mujer no sabía qué hacer y encima su hija pequeña comenzó a tener un ataque de asma, ató al perro junto a su maleta con sus pertenencias favoritas y le dijo a un miembro del personal de la estación que no era su perro y se fue a casa.

Afortunadamente el perro llegó a manos de los rescatadores, quienes descubrieron que necesitaba una cirugía urgente para sus párpados, que se curvaban hacia adentro y como se había vuelto famoso por su cruel destino, un montón de gente colaboró para costear su cirugía. Así, luego de que se recuperara, Kai estaba listo para tener una nueva familia.

Si bien todo el Reino Unido lo quería como mascota, finalmente Ian Russel, de 52 años fue el elegido por los rescatistas. El sujeto había enterrado a su dálmata fallecido solo algunas semanas antes y había un gran vacío en su casa que definitivamente Kai podría llenar.

Youtube @STV News
Youtube @STV News

“Mi dálmata llamada Mica falleció justo antes de Navidad y quedé desconsolado. La tuve por 15 años y era la niña de mis ojos. Pasábamos las 24 horas del día juntos”, recordó Russel, y agregó que “se siente como un destino el haber podido reubicar a Kai y generalmente no soy un creyente en cosas como esa. Estoy muy sorprendido de haber sido elegido entre todos los que lo querían”.

Youtube @STV News

Y tras solo unas semanas compartiendo, ambos ya comparten un vínculo totalmente especial.

Puede interesarte