¿Cómo puede existir tanta maldad?

La crueldad con los animales no tiene límites. Pareciera que el ser humano se siente un ser superior y por eso hace y deshace con ellos, protagonizando terribles maltratos que a veces, los que aún tenemos corazón, no podemos ni siquiera imaginar.

Uno de los últimos casos terribles que han salido a la luz, fue el de un perrito encontrado al costado de una carretera en Georgia, el domingo.

De acuerdo a la información entregada por el sujeto que lo encontró y que le dio una nueva oportunidad de vida, había sido atado y arrojado dentro de una bolsa. No podía caminar, jadeaba, acumulaba heces, gusanos, orina, moscas, etc. Estaba claro que lo habían dejado allí para morir.

Second Chance Rescue NYC Dogs

Pero afortunadamente fue encontrado a tiempo.

Aunque no tan a tiempo, pues su pelaje estaba tan descuidado y enmarañado, que se había enredado en sus patas delanteras y le había cortado la circulación a tal punto, que apenas podía caminar.

Second Chance Rescue NYC Dogs

Al ver su terrible estado, su héroe llamó enseguida al Servicio de Animales del condado de Fulton para que fueran por él. Necesitaba ser rescatado de forma urgente.

Pero era tal su gravedad, que decidieron trasladar a Perci -como lo apodaron- a Second Chance Rescue NYC Dogs, una organización de rescate que se encargaría de darle atención veterinaria y de cuidarlo como se merecía.

Pronto lo anestesiaron y pudieron cortarle el pelo para verificar el estado de sus patas delanteras. Allí los especialistas determinaron que no podrían salvarlas debido a una necrosis por estrangulación que había sufrido al tener el pelo tan apretado.

Second Chance Rescue NYC Dogs

Fue sometido a cirugía para amputar esas extremidades y todo salió bien. Perci pronto comenzará un programa de rehabilitación física y además usará prótesis.

Si bien la recuperación será larga, podrá salir adelante y ser adoptado por una familia que lo cuide como corresponde.

Second Chance Rescue NYC Dogs

Mientras, la policía busca cualquier información sobre la persona que abandonó al perrito, para que pague por sus atrocidades.

Puede interesarte