Por Constanza Suárez
12 septiembre, 2018

Pintu temblaba de dolor tendido en el suelo, rodeado de piedras para que otro auto no lo impactara.

El centro de rescate, hospital y santuario para animales heridos y enfermos Animal Aid, ubicado en India, recibió una preocupante llamada que alertaba sobre un perro herido que se retorcía de un dolor insoportable, tendido en la calle.

Una mujer que conducía por el lugar lo notó y se bajó de inmediato para verlo. Puso algunas piedras a su alrededor para evitar que cualquier vehículo lo lastimara mientras esperaba por la ayuda. Aparentemente un automóvil lo había atropellado.

Animal Aid Unlimited, India

Mientras pasaban los minutos, el pequeño animal necesitaba con más urgencia intervención médica. El perro había sufrido una lesión medular grave, que le provocaba un dolor insoportable que incluso lo hacía temblar e hiperventilarse a ratos.

Pero afortunadamente la ayuda llegó y los rescatistas lo recogieron cuidadosamente con una manta desde el suelo, por medio de las piedras y lo transportaron al hospital de Animal Aid para que recibiera tratamiento.

En el centro se dieron cuenta de que el perro sentía sus piernas pero no podía pararse. Él solo confiaba en los humanos para mejorarse. ¡Y era un luchador!

Animal Aid Unlimited, India

Necesitaba descanso y terapia física para salir adelante. En un comienzo progresaba lentamente, pero él lo seguía intentando cada día más.

Animal Aid Unlimited, India

Sin un rescate urgente y un cuidado intenso como el que recibió, este perro simplemente no habría sobrevivido.

Tras 6 semanas de recuperación, un nuevo cachorro salió a la luz: lo llamaron Pintu y recuperó toda la movilidad y estabilidad en sus piernas. ¡Logró volver a correr como un loco! Su rostro de felicidad junto a sus rescatistas lo dice absolutamente todo.

Animal Aid Unlimited, India

Mira el video de toda su recuperación:

Puede interesarte