Por Cristofer García
6 octubre, 2020

Gabriel, como llamaron a este peludo, solo se resignó y se acostó debajo de un vehículo, sin esperanzas de levantarse. Lo rescataron y le dieron atención médica.

Un perro abandonado tuvo que vivir la peor experiencia de su vida para poder comenzar desde cero una nueva aventura. Gabriel, como llamaron a este peludo, fue encontrado debajo de un vehículo en el peor estado posible. Tuvo que afrontar una cirugía para salvar su vida.

El can, hallado en Emiratos Árabes Unidos, tenía una herida grave en su pata delantera izquierda, la cual ameritaba una intervención médica de urgencia. Lamentablemente, esto requería que le amputaran su pata.

Stray Dogs Center

Fueron los activistas de Stray Dogs Center quienes dieron sacaron al peludo las calles y lo llevaron a un clínica veterinaria. Ahí describieron lo delicado de su estado, estaba desnutrido, plagado de garrapatas y con esta terrible herida.

“Nos dijeron que el perrito fue atropellado por un automóvil, pero la verdad es mucho más siniestra”, informó Stray Dogs Center en su cuenta en Instagram.

Stray Dogs Center

A pesar de los tratamientos para tratar la erliquiosis canina que le diagnosticaron, el trauma se desplazó a la pata y necesitaron actuar lo más rápido posible. De acuerdo a los médicos, a pesar de los riesgos, debían operarlo y retirar la pata enferma, porque el tejido no se podía reparar y no querían que llegara a sus huesos.

“Gabriel fue operado ayer (10 de agosto) y se está recuperando bien. La cirugía se retrasó porque dio positivo en erliquiosis canina y también en plasma. La pierna se estaba volviendo gangrenosa y Doc Chen no podía correr el riesgo de que se envenenara. Se sopesaron los riesgos y se decidió la cirugía”, dijeron en otra publicación.

Stray Dogs Center

Aunque no volviera a poder correr con la libertad y comodidad que siempre ha debido, Gabriel está en muchas mejores condiciones que antes en la calle. De esta forma, tiene la posibilidad de recuperarse totalmente y empezar de nuevo.

Esta organización a favor de los animales se está encargado de apoyar al peludo en este proceso, para que sea lo menos traumático posible. Gabriel está aprendido a jugar y correr con tres patas y ya no volverá a estar solo.

Puede interesarte