Por Leonardo Granadillo
2 agosto, 2019

Estuvo sufriendo por 3 días con poco oxígeno, poca comida y heridas sin tratar. Cuando vio la luz nuevamente, ya no confiaba en los humanos.

La crueldad animal es algo que puede no tener límites, las fundaciones muchas veces trabajan arduamente sin percibir ganancias, con el único objetivo de demostrarle a las mascotas que no todos somos dueños crueles, también hay los que los queremos y adoramos.

Porque para tener un compañero de cuatro patas es necesario no solo darle amor sino también respetarlo, cosa que aparentemente no mucha gente sabe o no le da la gana de aprender. Como el dueño de Walter Wrthy Higgins, un perro que fue encontrado en su casita, solamente que en una autopista y encerrado dentro de ella.

Ghetto Rescue Ffoundation

Varios pasaron y se percataron de la casa pero pocos fueron los que se acercaron para asistirlo, hasta que un buen hombre llamó a la Policía de los Ángeles. Los oficiales al llegar hicieron palanca y abrieron la puerta que estaba sellada, al fondo encontraron al perrito desesperanzado, y con dificultad para respirar:

Ghetto Rescue Ffoundation

Pasó 3 días en ese infierno, se presume con un poco de comida y con unas evidentes heridas sin tratar, después fue trasladado a las instalaciones de la Ghetto Rescue Ffoundation, donde fue rehabilitado y recibió todo el amor que nunca le habían dado.

Ghetto Rescue Ffoundation

Fue puesto en un hogar de acogida y poco a poco va recobrado la confianza en otros perros y en los humanos, cuando este totalmente listo será puesto en adopción para que tenga un hogar definitivo donde lo traten como merece. La maldad es horrenda, pero menos mal también es inmenso el cariño por estos ángeles.

Puede interesarte