Por Alejandro Basulto
24 noviembre, 2020

Un año después de ser rescatado, se encuentra festejando su primer cumpleaños en su nuevo hogar. Una joven que pasaba por el lugar cambió su vida.

La historia de Tigrito es la de muchos perros que sufren el abandono. O más precisamente, como la de muchos de ellos que afortunadamente terminan siendo rescatados. Porque lamentablemente, hay canes que nunca logran dar con una fundación o persona que les dé un hogar y una protección temporal mientras encuentran una familia definitiva. Tigrito fue de esos afortunados perritos que sí pudo dar con una joven que lo salvó justo cuando estaba en su peor momento. Podía fallecer, pero este can mestizo apareció ante los ojos de la persona perfecta.

Fundación Camino a Casa / Facebook

Mientras se encontraba tirado en una calle de Cayambe, en Ecuador, sin fuerzas ni energías para levantarse, hubo la bendita coincidencia que justo Fernanda estaba caminado por ahí. Ella, una amante de los animales y de los perros en especial, no dudó ni un segundo en ir a socorrerlo. Tenía ante ella un cachorro desfallecido y visiblemente hambriento, por lo que sintió la obligación de hacer algo por este pequeño peludo. Fue en ese entonces cuando se contactó con la Fundación Camino a Casa, quienes la ayudaron a salvar a este pobre perrito.

Fundación Camino a Casa / Facebook

Con ayuda de aportes solidarios conseguidos luego de una recaudación y con el apoyo de los veterinarios de Animal Solutions, lograron salvarle la vida a Tigrito. Este pequeño can habría muerto si Fernanda no hubiera actuado tan a tiempo y como lo hizo.

Mientras algunas personas hubieran ignorado a este perro, debido a que “no era su problema”, esta joven decidió hacerse responsable de él y jugársela para que tenga una oportunidad de vivir felizmente.

Fundación Camino a Casa / Facebook

Ha pasado un año desde que “Fer” salvó a Tigrito, y este adorable can viene de celebrar recientemente su primero cumpleaños. Un festejo que si no fuera por su actual dueña, posiblemente no hubiera vivido lo suficiente como para celebrarlo. Ella le dio un hogar y una familia, además de entregarle todo el cariño y los cuidados que siempre mereció. Se vienen muchísimos cumpleaños más que podrán celebrar juntos.

 

Puede interesarte