Por Diego Cid
14 marzo, 2017

Que no fuera un humano no lo detuvo.

Cuando un ser vivo necesita ayuda no importa si es humano o animal a la hora de realizar esfuerzos por asistirle. Es por eso que, tras un llamado de emergencia, uno de los miembros del Departamento de Bomberos de Boston no dudó al ver que su objetivo a rescatar no era una persona en un lago congelado, sino que un perrito.

Estas situaciones son especialmente peligrosas, pues la densidad de la capa de hielo es muchas veces difícil de determinar, así como lo que se puede encontrar en la profundidad del lago.

Suma a eso que si el hielo se quiebra se caerá en aguas con temperaturas bajísimas capaces de causar hipotermia en pocos minutos. Sin embargo, a este bombero no le importó y corrió todos los riesgos con tal de salvar al cachorrito que intentaba salir del agua sin éxito.

Luego él se dirige de vuelta a su dueño y es feliz una vez más.

Todo gracias a la noble acción de este noble bombero. Las fotos y video fueron compartidos por Emily Robertson, una miembro de la familia.

Facebook/Emily Andrea Robertson

¡Qué increíble actitud!

Puede interesarte