Por Moisés Valenzuela
8 noviembre, 2018

Boss y Continuo son un ejemplo de amor, respeto y tolerancia.

¿Alguna vez has pensado en tus amigos y lo mucho que se quieren a pesar de lo diferentes que son? Creo que todos hemos pasado por eso. Y si no lo has hecho, bueno, te dejamos un ejemplo para que reflexiones al respecto.

Cotinuo y Boss son una pareja inseparable. Un ejemplo de respeto, amor y amistad a pesar de lo distintos que puedan ser.

Continuo es un caballo. Boss, un perro.

Instagram / @TheDobieTeam

Estos amigos, que viven en Lima, Perú, tienen un vínculo realmente especial.

A pesar de lo diferentes que pueden ser en tamaño, en costumbres y en muchas otras cosas, no tienen impedimentos para pasar tiempo juntos: se acarician, pasean, juegan e incluso Continuo permite que Boss se suba en su espalda y lo monte.

Instagram / @TheDobieTeam

El canino visita todos los días a su amigo en el establo. A veces hasta toman siestas juntos y cuando hay que caminar, es él el que toma la correa y tira de Continuo.

Y aunque en el refugio hay más animales y otros equinos, a Boss le gusta pasar el tiempo mayormente con su compañero. Aunque en ocasiones debe ayudar a pasear a otros caballos, con quien más disfruta es con él. Pero intenta que su preferencia no se note, así no hace sentir mal al resto. 

Youtube

El compañerismo de estos amigos es adorable. Que sean un caballo y un perro es algo secundario: antes de eso está todo su cariño y lo bien que lo pasan juntos. Sin duda que son un ejemplo que deberíamos seguir.

En un mundo donde sigue habiendo tanta intolerancia, hacen falta más Continuos y Bosses.

Instagram / @TheDobieTeam
Instagram / @TheDobieTeam
Instagram / @TheDobieTeam

Puede interesarte