Por Moisés Valenzuela
2 octubre, 2018

“Creo que tengo un cazador de aves en preparación”, dice su madre. El corazón del niño se rompía al saber que el pájaro podía irse. Inocentemente, pedía conservarlo en una caja. 

Que desde pequeños los niños tengan una sensibilidad y amor especial por los animales sin duda es un orgullo. Así debe sentirse esta madre, que aun así debe negarse a que su hijo conserve un ave que acababa de rescatar. 

Jenson, de tres años, no puede creer cómo su madre se niega a dejar que el pájaro viva con ellos. El pequeño, apenas vio que el ave necesitaba ayuda, tomó una manta, lo envolvió y lo abrazó.

Paula Byrne

Su madre, Paula, intenta decirle que el animal, a pesar de ser bello, puede traer enfermedades e infecciones. Pero Jenson no tiene tiempo para esas razones. Él quedó encantado con el ave y quiere tenerla a toda costa. 

Cuando la mujer insistió en que era imposible convertir al pájaro en su mascota, el niño estalló en lágrimas. No podía creer que el ave podía irse y pedía inocentemente conservarlo en una caja.

Paula Byrne

“Creo que tengo un cazador de aves en preparación. Ha encontrado 2 palomas y se ha mostrado inflexible en mantenerlos como mascotas y ayudarlos a volar de nuevo“, dijo Paula a News Magazine.

La primera vez que Jenson encontró una paloma fue durante unas vacaciones. Luego de tener la misma discusión, la madre logró que dejara al ave en un arbusto cercano. Pero esta vez el pequeño amante de los animales no iba a permitir que le arrebataran a su nuevo amigo.

Paula Byrne

A pesar de las intenciones de Paula, en un video se puede ver como Jenson logró entrar a casa con su posible mascota y le pidió permiso a su madre para darle comida. Es encantador ver cómo un niño de tres años ama a los animales y quiere ayudar a recuperarlos. 

Mira el video a continuación:

 

Puede interesarte