Por Camila Londoño
15 enero, 2016

¡Nos entienden! No podía ser de otra forma.

Se ha dicho que nuestros perros pueden oír nuestras palabras y entender un poco lo que decimos. Pero al parecer es mucho más que eso. Victoria Ratcliff, autora de este estudio sobre perros y candidata a Ph.D de la Universidad de Sussex en el Reino Unido, profundizó, junto con su equipo, en el cerebro canino y esto es lo que descubrieron de nuestros fieles compañeros de vida.

"sorry not sorry" writes @olivethefancyfrenchie Sweatshirt by @lucyand.co #dogsofinstagram #dogmeetsdesign

A photo posted by Dogs of Instagram (@dogsofinstagram) on

Además de procesar multiples componentes del lenguaje humano, el cerebro de los perros es muy similar al de los humanos.

"Lotte is ready for the cold days! ⛄️" writes @allaboutlotte #dogsofinstagram #dog

A photo posted by Dogs of Instagram (@dogsofinstagram) on

Ellos distinguen la información en las palabras según el tono emocional en el que hablamos.

"I'm too cute for my shirt!" writes @beingbrutus. #dogsofinstagram

A photo posted by Dogs of Instagram (@dogsofinstagram) on

Esto, sin embargo, no significa que los perros realmente entiendan el lenguaje humano como tal.

Pero, la investigación sí sugiere que es probable que los perros diferencien y procesen el lenguaje de una forma muy similar a la de los humanos.

"Smile! You never knows who watching!" writes @goldenfreddie. #dogsofinstagram

A photo posted by Dogs of Instagram (@dogsofinstagram) on

Para el estudio, Ratcliff y su colega David Reby tuvieron que ver la reacción de los perro frente a las voces humanas.

Reprodujeron para esto, discursos humanos desde los dos lados del perro. La calidad del discurso se manipulaba de vez en cuando. A veces se quitaba la exageración de la voz humana para hacer énfasis en el significado de las palabras y a veces se exageraba el tono emocional.

Los investigadores notaron que cuando emitían frases haciendo énfasis en el significado, ellos giraban su cabeza hacia la derecha.

¿Qué significa eso? Aunque suena extraño, según Ratcliff, esto indica que procesan las palabras con una inclinación hacia el hemisferio izquierdo. Este hemisferio, en los humanos, es el encargado de recolectar sonidos y palabras.

“El aporte de cada oído es principalmente transmitido al hemisferio opuesto del cerebro. Si uno de los hemisferios está más especializado en el procesamiento de información en el sonido, entonces la información se percibe como proveniente del oído del lado opuesto”.

-Ratcliffe-

"What do you mean, summer is over?" No more sleeping in for this hound dog!" writes @chubsthebasset. #dogsofinstagram #dogs #dog

A photo posted by Dogs of Instagram (@dogsofinstagram) on

Por otra parte, cuando el tono emocional se exageraba, los perros giraban la cabeza hacia la izquierda.

Lo que indica que en ese momento el hemisferio derecho era dominante y en los humanos, el hemisferio derecho es el que procesa la entonación y la calidad emocional de los discursos.

"I have a chocolate delight named Marlo," writes @marlothelab. #dogsofinstagram

A photo posted by Dogs of Instagram (@dogsofinstagram) on

¿Por qué es tan importante todo esto?

Ratcliff asegura que el desarrollar nuestro entendimiento sobre cómo los perros perciben el discurso humano, es un beneficio obvio para nuestra comunicación con ellos. Pero además de esto, es una forma de entender a los humanos y otros mamíferos en términos evolutivos.

“Podemos, directamente, comparar a los perros y a los humanos para ver qué atributos de la percepción de los discursos son propiamente humanos, o parte de una historia de los mamíferos compartida que incluye también a los perros”.

-Ratcliff-

Son tan humanos como creíamos…o incluso más.

Puede interesarte