Le cortaron las alas y jamás podrá volver a su hábitat. No ve, no se puede defender… le arruinaron la vida.

Los animales salvajes tienen que estar en sus hábitats. Sus cuerpos están preparados para vivir allí y cambiarlos de su entorno puede destruirlos de a poco. Lo cierto, es que existen muchos hombres crueles que usan animales no domésticos para fines comerciales y terminan dañando seriamente sus vidas.

Precisamente eso le ocurrió a este búho, que solía ser utilizado para posar en las fotos con turistas a plena luz del día, siendo que es un animal totalmente nocturno.

Pero a su “dueño” nada le importaba su salud, solo quería ganar dinero fácil de los turistas utilizando al animal. Le había cortado las alas para que no pudiera volar y luego de tanta exposición al sol, el pobre búho quedó ciego de un ojo.

Facebook @DMAXes

Afortunadamente fue rescatado, pero ya era demasiado tarde.

Facebook @DMAXes

El animal jamás podrá volver a ser como antes, ya no es un animal nocturno, no puede ver por un ojo y tampoco puede volar. Así que jamás podrá volver a vivir en su hábitat, que es a donde pertenece y desde donde nunca debió haber salido, pues si regresa, será presa fácil para otros depredadores.

Ya no puede defenderse por su cuenta.

Mira aquí como lo dejó el egoísmo humano:

Búho rescatado from Miguel Luis on Vimeo.

Sin duda es un registro muy triste, pero que nos deja una lección a futuro: denunciar cada vez que veamos que un animal ha sido sacado de su hábitat para enriquecer a sus dueños.

Esto no puede seguir ocurriendo.

Puede interesarte