Por Catalina Maldonado
13 octubre, 2020

A pesar de que la intención de los rescatistas era solo llevarlo a un refugio y darle una mejor vida, al pequeño “Coco” no le daban confianza porque había vivido toda su vida encerrado y amarrado por humanos. Ahora disfruta la libertad.

Muchos perros, y animales en general, han sufrido de maltrato en el mundo y es que los humanos, al parecer, no sabemos comportarnos a la altura del bondadoso corazón de nuestros peludos amigos.

Esta vez, un perrito fue rescatado del maltrato y el encierro gracias a la labor de rescatistas quienes fueron por su ayuda. Sin embargo, cuando llegaron hasta él, se dieron cuenta que la tarea de su rescate no sería fácil porque este pequeño cachorro no confiaba en nada ni en nadie. 

Facebook

Lo que en un primer momento parecía un ataque ya que solo se mostró muy agresivo a su rescate, realmente solo se reflejaba su angustia de ser tocado nuevamente y se quería defender a toda costa de estas personas que venían por él.

Con varios esfuerzos, el hombre que intentaba atraparlo para llevarlo al refugio de animales, tiraba la cuerda para sujetar su cuello. Pese a sus delicadeza para que el can no se sintiera atrapado, el perrito aún se mostraba muy a la defensiva de ser capturado. 

Facebook

Allí todos asumieron el cruel destino del, ahora bautizado Coco, pues se notaba que no era un perro realmente agresivo pero si que había sufrido a manos de otros humanos que lo mantuvieron amarrado casi de por vida.

Gracias a que los rescatistas no dejaron de insistir, fue que Coco entendió que solo venían aquí para ayudarlo y después de unos minutos, se dejó acariciar, mientras daba un divertido paseo por un parque ubicado a solo cuadras del lugar de su rescate.

Facebook

El animal no paró de brincar de felicidad, asimismo, pedía recibir más mimos. Luego de una hora, fue llevado al albergue para que estuviera en compañía de sus nuevos compañeros con los que tuvo una química inmediata al ponerse a jugar.

Facebook

Actualmente el pequeño Coco está a la espera de una familia que lo adore y le entregue el cariño que por tanto tiempo no recibió. Y claro, su conmovedor rescate no pasó desapercibido, así que está claro que este perrito tendrá el hogar que merece. 

¡Gracias a todos aquellos que salvan a perritos del maltrato!

Puede interesarte