Por Leonardo Granadillo
12 marzo, 2019

Sir Nigel se escapó (posiblemente para formarse en otra lengua) y fue adoptado por una familia de habla hispana.

Siempre es importante aventurarnos a nuevas experiencias, abrir las alas y dar nuestros propios pasos, tomar nuestras propias decisiones y elegir el camino ya sea correcto o no por nuestra cuenta.

Eso fue lo que decidió un loro gris africano llamada Nigel un buen día, cuando desapareció de Torrence California (Estados Unidos) lugar donde vivía con su padre llamado Darren Chick, un británico que orgullosamente siempre decía que su loro hablaba inglés con el acento de su país, hasta 2015, cuando su mascota alzó vuelo para no volver.

Youtube: Mundo Animal

Hasta que regresó hace poco tiempo, alguien se encontró al loro y lo llevó al veterinario. Donde después de ser examinado descubrieron que tenía un chip, y así determinaron que el dueño era Darren.

Sin embargo algunas cosas habían cambiado, el joven que ‘salió del nido’ de su hogar no es el mismo que volvió, aparentemente Nigel tenía grandes metas, no se conformaba con vivir en una jaula en el patio de una casa, sino que quería crecer como persona, a su elegante inglés le sumó unas clases de español.

Daily Breeze

Se convirtió en estudiante de intercambio con la diferencia que nadie llego a la residencia Chick, Nigel pasó tiempo con la familia Hernández-Smith de habla hispana. Volvería en marzo, ya con nuevos conocimientos y tras prepararse bastante con su otro idioma.

Incluso Darren permite que Nigel de 9 años ahora, vaya de vez en cuando con su familia adoptiva que aún no asimila la pérdida, tuvieron que dejarlo volar de regreso a su casa.

Daily Breeze

“Mi abuelo le dio a este loro un cuidado muy especial. A menudo dice varias frases en español. También grita Jerry, Lorro y Cosmo, que son los nombres de nuestros perros”

Liza Smith al Daily Breeze.

Ahora estamos a la expectativa de que deparará el futuro del aventurero Sir Nigel, quizá vaya un poco más lejos a aprender algo de chino o de portugués, francés, es impredecible.

 

Puede interesarte