Por Romina Bevilacqua
22 Enero, 2016

Quizás ahora que conoces cuáles son, comenzarás a preocuparte más de tu basura.

Hemos hablando incontables veces de la gran cantidad de plástico que contamina nuestros océanos y de lo dañino que puede ser –sí incluso esas minúsculas partículas– para los animales como las aves, las tortugas e incluso las ballenas. Ya sea porque se alimentan de estos desechos o porque quedan atrapados en restos plásticos y redes que terminan mutilando su cuerpo, los animales marinos son las grandes víctimas de lo que los seres humanos desechamos sin tener mayor conciencia de lo que estamos haciendo.

Pero quizás lo que faltaba para que tomes conciencia de todo ese plástico que utilizas, era saber exactamente cuáles eran los plásticos responsables del mayor daño y muertes en nuestras aguas. Y eso es exactamente lo que un estudio publicado en Marine Policy hizo: una lista con los 20 peores tipos de plásticos que amenazan a tortugas, aves marinas y mamíferos marinos en el mundo.  

428-2
Ocean Conservancy

Después de entrevistar a 274 expertos alrededor del mundo de áreas como conservación marina, biología marina, ecología de ambientes marinos o educación, y de recopilar 30 años de información acerca de los desechos plásticos recolectados por el programa de limpieza costera internacional de Ocean Conservancy, estos fueron algunos objetos que seleccionaron: redes de pesca, filamentos, boyas, cubiertos de plástico, vasos, tapas de envases de plástico, envases de comida rápida, bolsas plásticas, globos, botellas, bombillas plásticas (o popote), colillas de cigarro, entre otros.  

Sin embargo no todos estos elementos tendrían el mismo impacto en los animales. Dentro de las 3 versiones más mortales de plásticos, los investigadores seleccionaron a las boyas o trampas, las líneas de pesca de monofilamento y las redes de pesca. Todo esto proveniente de las barcazas de pesca. A estos instrumentos se les llama “implementos fantasmas” que muchas veces se les han perdido o caído a los pescadores y que pueden dañar a la vida marina durante varios años.

428-1
Ocean Conservancy

Los siguientes ítems más peligrosos en la lista son los cubiertos de plástico, los globos y las bolsas plásticas. Tal como señaló Nicholas Mallos, director del Programa Océanos Libres de Basura en Ocean Conservancy, “los utensilios plásticos no son un ítem que muchas personas consideren como una amenaza para el ambiente marino”, sin embargo cuando éstos comienzan a desintegrarse en pedazos pequeños y afilados, muchos animales terminan ingiriéndolos al confundirlos con alimento.

Casos de asfixia o intoxicación debido a elementos químicos de los plásticos ingeridos, heridas que muchas veces se infectan, muertes al ahogarse tras quedar atrapados en alguna red, y muchas otras situaciones son algo que conservacionistas marinos y biólogos deben enfrentar recurrentemente al tratar con la fauna marina. Es por eso que Ocean Conservancy realizó este estudio, para evidenciar la necesidad de prevenir que tales desechos lleguen a nuestros océanos y encontrar la forma de reducir sus impactos en la fauna marina.