Por Yael Mandler
2 octubre, 2015

Ese problema suena muy familiar en tierra firme también

Llegar al fondo del mar para los humanos es una misión difícil de cumplir. Se necesita un estado físico muy trabajado, mucho oxígeno y mucho conocimiento. A medida que se van internando en el mar, la presión es mayor, al igual que la oscuridad, por lo tanto, llegar a tocar la arena es una sensación que viven solo los buzos profesionales (a menos claro que estés pensando en una profundidad de 10 metros, que no vale).

in the world's basement..

A photo posted by Mara Fe (@sailormara) on

Para los animales marinos, como peces, tiburones y otras criaturas, esta acción, muy por el contrario, es lo más fácil. Como quien camina camina una calle, ellos son capaces de bajar a lo más profundo y subir nuevamente sin sudar una gota.

Sin embargo, desde hace un tiempo, los animales han dejado de hacerlo con la frecuencia normal. Algo ha alterado el orden normal de las cosas y la respuesta una vez más es: El calentamiento global. 

Blacktip buzzing around us on our ascent. Aliwal Shoal, South Africa 2015.

A photo posted by just an ocean loving wine guy (@africajohn) on

Las altas temperaturas, están succionando el oxígeno de las aguas, haciendo crecer el clima hostil en las profundidades de los océanos para la vida marina. Estas no son zonas costeras muertas, como las que se encuentran en el golfo de México, sino que se trata de grandes franjas de aguas profundas que pueden alcanzar miles de kilómetros. Estas zonas siguen creciendo y esparciéndose horizontal y verticalmente, incluyendo grandes porciones del Océano Pacífico hacia el oriente, casi toda la Bahía de Bengala y un área del Atlántico frente a África Occidental. 

Globalmente estas áreas se han expandido más de 4,5 millones de kilómetros cuadrados en los últimos 50 años. El fenómeno podría transformar completamente el fondo del mar, acomodando qué criaturas comerán y dónde, lo que alteraría el orden de qué especies vivirán y morirán.

https://instagram.com/p/8PtDPYC-aj/

Los científicos, en todo caso, mantienen abierto el debate respecto de cuánto de este cambio se da por el calentamiento global y cuánto por el ciclo natural del ambiente, pero todos coinciden en que el cambio climático esparcirá las pérdidas y acelerará el proceso.

Es impactante el avance de esta situación, ¿no?

Puede interesarte