Por Diego Aspillaga
8 enero, 2020

Después de semanas, brotes verdes aparecen entre los árboles devastados. El combate sigue pero estas fotografías dan esperanza.

Australia está pasando por una de las peores crisis medioambientales de su historia.

Temperaturas de 69°C, miles de casas y campos destruidos y millones de vidas animales perdidas son sólo algunas de las consecuencias de los violentos incendios forestales que azotan al país y que pueden ser vistos desde el espacio.

Phillipe Lacroix

Sin embargo, y a pesar de la gravedad de la situación, la naturaleza ha demostrado una vez más que la vida siempre termina interponiéndose a las adversidades y prevalece ante todo.

Testimonio de esto son las imágenes capturadas por una fotógrafa en la zona de New South Wales, la que fue arrasada por las llamas hace un par de semanas.

Photography by Mary

Lo que debió haber sido un paisaje desolador y apocalíptico fue de hecho un testamento a la resiliencia de la vida y la naturaleza contra todos los pronósticos.

Photography by Mary

Esto porque ahí, en esos negros bosques quemados, se puede ver cómo florecen y brotan nuevas plantas y árboles que ya empiezan a cambiar el desolador paisaje.

Photography by Mary

De las negras cenizas surge vida verde y roja, de los troncos quemados y muertos brota una esperanza de volver a la normalidad.

Mary Voorwinde, la mujer que capturó las bellas imágenes, compartir unas bellas palabras que resumen el potente simbolismo de sus fotografías.

Photography by Mary

«Con todo lo que se pierde en ña naturaleza, de nuevo hay esperanza en la vida», afirmó la mujer en su página de Facebook.

La fotógrafa de paisajes afirma que salió en busca de una noticia feliz después de ver todo el ‘pesimismo’ en los medios de comunicación.

Photography by Mary

Voorwinde dijo que era realmente un símbolo de esperanza en medio de todas las imágenes de la vida silvestre muerta y casas quemadas. «Quería mostrar que la naturaleza decía que todo iba a estar bien», agregó.

«Fue extraño estar allí y luego, entre toda esta ceniza y troncos quemados negros, hubo todo este rejuvenecimiento. Da esperanza», concluyó la mujer. 

Photography by Mary

Si bien la lucha contra los incendios está lejos de terminar, son noticias como esta las que nos deben hacer recordar que si bien hoy las cosas se ven muy negativas, la vida siempre va a a encontrar una forma de volver a surgir. No hay incendio que dure para siempre.

Si deseas ayudar a combatir el fuego en Australia o salvar animales afectados por las llamas, puedes donar a las siguientes organizaciones:

Hospital de #koalas en Port Macquarie

Hospital de la #fauna #silvestre de Currubin

CFS #volunteer #firefighters

Australian #Koala Foundation

Australia nos necesita.

Puede interesarte