Por Andrés Cortés
27 febrero, 2018

La única especie de caballos salvajes que existe, en realidad no es tan salvaje y la ciencia lo comprueba.

Si bien todos sabemos que los animales actúan principalmente por instinto, existen algunas especies que llevan su vida al límite y son salvajes, mientras que otros prefieren el amor y comodidad que les pueden entregar los humanos y son domésticos. Pero, ¿quién imaginaría que los «caballos salvajes» han desaparecido de la faz de la tierra?

Pues esto ocurrió frente a nuestros ojos y nunca lo notamos, o al menos así lo confirma un estudio de ADN.

Universidad de Exeter

Los caballos de Przewalski se cree que son la última especie «salvaje» del reino de los caballos. Pero la investigación realizada por la Universidad de Exeter afirmaría que esta teoría «está al revés».

En Mongolia existen aproximadamente 2,000 de estos caballos. Pero los investigadores optaron por examinar los genomas de docenas de caballos antiguos y modernos y lo que descubrieron es despampanante.

«Nuestros hallazgos literalmente ponen patas arriba los actuales modelos de población de origen de los caballos«, dijo el profesor Ludovic Orlando, arqueólogo molecular del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia, quien dirigió el estudio. 

Universidad de Exeter

El estudio contaría que el caballo de Przewalski descendió de los caballos domésticos del norte de Kazajstán, hace unos 5.500 años. Esta teoría sugiere que, definitivamente, el caballo «salvaje» se encuentra extinto, pues el caballo salvaje que todos conocemos realmente es un descendiente de un caballo doméstico.

«El mundo perdió caballos verdaderamente salvajes quizás cientos, si no miles de años atrás, pero recién ahora estamos aprendiendo este hecho, con los resultados de esta investigación».

-Sandra Olsen

En resumen, los únicos caballos «salvajes» que nos quedan son los de Przewalski. Pero su ADN demuestra que no son tan salvajes como los imaginamos.

Pero vamos, que siguen siendo unos salvajes loquillos.

.

Puede interesarte