Por Camila Cáceres
28 septiembre, 2017

Lo filmaron mientras “atacaba” a los pobres mininos.

Por muchos años, el pobre Ozzy, un hermoso Pit Bull de California, Estados Unidos, sufrió de amor no correspondido por su “hermano”, un gato llamado Norm. Ozzy fue adoptado por la familia que crió al felino desde pequeño y más los celos que cualquier instinto natural pusieron una muralla entre sus afectos. A las alturas Norm “tolera” a Ozzy, mientras Ozzy lo sigue por toda la casa para darle babosos besitos cuando lo encuentra desprevenido.

Los Lajeniss, que se esperaban una batalla campal, observan sus interacciones con no poca diversión.

Jennifer Lajeniss

Aseguran que el perro es tan dulce que si alguna vez ladrones entraran a su casa, “Ozzy ofrecería sostenerles la linternas, les preguntaría acerca de su día y les mostraría donde está la televisión”. Es una delicia verlo cerca de niños pequeños y parece tener una misión de vida de babosear a todas las criaturas en la tierra.

No hay un sólo animal que se rehuse a su amistad… excepto Norm.

Jennifer Lajeniss

Ese sufrimiento llegó a su fin, pues los Lajeniss adoptaron una gata embarazada que estaba viviendo en la calle cercana a su casa. Le pusieron Winnie.

Winnie tiene sus dudas sobre Ozzy… pero claramente sus gatitos tienen otra opinión.

Ozzie loves kittens

It's been very busy kitten season this year- our shelters have been at max capacity and begging for fosters. So when we put out our plea, one ACPB Alum jumped at the opportunity. "Kittenz, bring me ALLLLLL the kittenz!" exclaimed Ozzy.These little ones are almost ready for adoption. If you live in LA and you are interested in a fuzzy little kitten of your own, feel free to email us at adopt@angelcitypits.org, and we'll pass your message along to Ozzy and his mom, who will be handling the applications. #angelcitypits #NKLA

Posted by Angel City Pit Bulls on Thursday, September 21, 2017

Ahora Ozzy puede besar a todos los gatitos que quiera, pues a ellos les encanta (aunque en esta imagen no lo parezca).

Jennifer Lajeniss

Y afortunadamente, según la familia, Winnie lentamente le ha ganado simpatía al dulce Pit Bull.

Por fin Ozzy tiene la familia que siempre soñó.

¿No te encanta?

Puede interesarte