Es realmente emocionante lo que un poco de amor puede generar en los animales. 

Cuando adoptamos un animal, generalmente lo hacemos por un interés personal. Son las ganas de estar acompañados, el saber que a nuestros hijos les haría bien aprender sobre la naturaleza, la compasión (y por supuesto, alejarlos un par de horas del televisor y Facebook), o por el simple hecho de que nos sentimos más seguros durante la noche con un guardián que cuide la casa.

Está comprobado que los necesitamos, que nos gusta que nos den lengüetazos, nos reciban con entusiasmo cuando llegamos cansados tras un día de trabajo y que nuestras vidas definitivamente son mejores cuando los tenemos. Sin embargo, lo más importante a tener en cuenta, es el cambio que provocamos en ellos. Ya que además de alimentarlos y bañarlos, les estamos generando un cambio sicológico, al cambiar su calidad de vida con amor y la posibilidad de vivir en una familia.

1. Bumble Bee

Bumble-Bee__880


2. Chex

Chex


3. Bandit

pet-adoption-before-and-after-2__880


4. Stella

Stella-Before-and-After


5. Pokey

pet-adoption-before-and-after-3__880


6. Jackson

pet-adoption-before-and-after-5__880


7. Hans Gruber

Hans-Gruber-Before-and-After

Hansy and brush

8. Amelia

pet-adoption-before-and-after-6__880


9. Laurel

pet-adoption-before-and-after-8__880


10. Chicken

Chicken-Before-and-After

Diana Pham

11. Little Guy

pet-adoption-before-and-after-10__880


12. Ned

pet-adoption-before-and-after-14__880


13. Pillow

pet-adoption-before-and-after-17__880

Puede interesarte