¿Has visto unos ojos más impactantes que estos?

Su pelaje es un disimulado suspiro del invierno nevado. Liso, constante, uniforme, delicioso. Uno de sus ojos simulan el cielo visto desde los casquetes polares, tan azul como el alegórico rasguño de las olas del Caribe. El otro ojo, brilla cual inmaculada suela de una bota vaquera de bebé, que no ha tocado todavía los escabrosos terrenos callejeros, sino sólo la alfombra de su dormitorio. Son dos gatos blancos, con un ojo azul y uno avellana, y están cautivando al mundo.

Se llaman Iriss y Abyss, viven en Rusia y son gatos gemelos que han sacado cientos de suspiros cariñosos con sus fotografías.

Ambos gatitos nacieron con heterocromía, una condición ocular genética que puede provocar que el color de los ojos varíe por los distintos niveles de pigmentación. Es una deficiencia, pero estos gatitos se sacaron la lotería con ese «defecto».

El orgulloso propietario, comparte frecuentemente fotografías de los mininos en una cuenta de Instagram especial para ellos, que ha superado los 50 mil seguidores, hasta ahora. Cada foto que sube parece ser más adorable que la anterior.

Los gatos gemelos no son de ninguna exótica ni cara raza, sino que son cruza de mamá gata blanca y papá gato blanco con negro.

Apuesto a que te enamoraron tanto como a mi. ¡No soporto tanta belleza!

Puede interesarte