Por Leonardo Granadillo
11 octubre, 2019

“Los animales se enredan las extremidades con los propios globos o con las cintas que los aguantan, asfixiándoles, impidiendo que se muevan, puedan buscar comida, o provocando que se ahoguen”, explicó una ONG.

Las habilidades de algunas empresas en el área de marketing no han afectado solamente nuestro bolsillo, sino también a nuestro planeta. Con esto no digo que está prohibido darse gustos, tener ciertos detalles con esa persona especial, pero es una lástima que regalos o detalles nuestros dañen la vida de otros. A nadie le gusta afectar a lo demás, ¿cierto?

Es por ello que debemos pensar un poco más antes de actuar, el planeta se está viendo afectado por costumbres que nos pueden parecer lindas, pero que son innecesarias. Como los llamados “globos del deseo”.

Pixabay

Ya sea la opción que tiene una pequeña vela y que son lanzados en diciembre (para contaminar y hasta generar algunos incendios o fallas en el cableado) o los comunes y corrientes, cuando lanzamos un objeto de plástico que no sabemos dónde va a caer estamos haciendo un acto irresponsable.

“Una vez se desinflan o explotan, se adhieren a la superficie del agua, permanecen flotando varios días a la deriva, sin rumbo ni destino a antojo de las corrientes” señaló Eva Octavio, capitana de un velero que limpia el mar a La Vanguardia.

Twitter: @SteelySeabirder

Octavio asegura que el problema es aún mayor cuando hay eventos como ferias o celebraciones, donde es común que se dejen ir estos elementos como sinónimo de celebración o para pedir algún deseo.

Por dar un ejemplo solamente en Reino Unido, la Marine Conservations Society (MCS) afirma que esta costumbre que afecta a los animales y al mar se ha triplicado en los últimos años. Pueden encontrarse 12 globos por cada kilómetro que transitan en los alrededores de la playas británicas.

Balloons Blow

Poner en riesgo la fauna no es motivo de alegría, el látex suele tardar 6 meses en biodegradarse (y aún más en contacto con el agua), lo cual, es suficiente plazo para dañar la vida de animales que inocentemente pueden creer que es comida.

Espero que ahora antes de lanzar un globo, lo pienses dos veces.

Puede interesarte