Por Juan David Montes
29 abril, 2016

Estas son las consecuencias de la radiación en el cuerpo humano.

El accidente nuclear de mayor impacto que ha ocurrido sobre la faz de la Tierra se registró el 26 de abril de 1986, cuando grandes cantidades de radiación invadieron los cielos de Rusia, Bielorrusia y Ucrania a causa de una explosión en la central Vladímir Ilich Lenin. Según un documento elaborado por Ausrele Kesminiene, de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, las consecuencias de Chernóbil perdurarán durante más tiempo que las de los bombardeos a Hiroshima y Nagasaki, llevados a cabo en 1945.

Una de las principales peculiaridades del accidente de Chernóbil fue la edad de la población expuesta a agentes radioactivos, mucho más joven.

El contacto con la radiación no sólo se llevó a cabo de forma directa, también pudo darse a través de alimentos contaminados.

En 2006, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer publicó que, en total, 1.000 casos de cáncer de tiroides y 4.000 casos de otros tipos de cáncer han sido resultado del accidente nuclear.

Según la Agencia, para 2065 las cifras incrementarán a 16.000 casos de cáncer de tiroides y 25.000 de otros tipos.

La investigación se ha centrado en el cáncer de tiroides padecido por quienes fueron expuestos a la radiación durante su infancia y adolescencia.

También se llevaron a cabo estudios para evaluar los riesgos de desarrollar tumores que afecten a la sangre, la médula ósea y el sistema linfático en niños y trabajadores de limpieza de los tres países afectados.

Como resultado de las observaciones, se comprobó que los casos de pacientes con estos padecimientos incrementaron después del contacto con la radiación.

Otros estudios se enfocaron en consecuencias no relacionadas con cáncer, como el desarrollo de cataratas en los trabajadores de limpieza de Chernóbil.

El objetivo de estas investigaciones ha sido comprender mejor los riesgos del cáncer de tiroides relacionado con radiación para reducir así las consecuencias de este tipo de desastres.

Aún hace falta realizar más investigaciones en este tema para confirmar si estas afecciones tienen un impacto que perdure a través del tiempo y de generación en generación. 

Puede interesarte