Aunque les salió peor, pues ahora la policía está tras sus pasos para que paguen por lo que hicieron.

En algunos países como Estados Unidos, si alguien tiene un perro y no lo quiere, puede entregarlo a un refugio local para que se hagan cargo. Allí lo cuidarán y le buscarán una familia que quiera adoptarlo y entregarle el amor que se merece.

Sin embargo, pese a lo fácil y seguro que es hacerlo, aún hay personas que prefieren ser crueles y los abandonan para que mueran.

Tal como ocurrió en San Diego con unos cachorros que fueron encontrados dentro de un contenedor de basura. Eran tan pequeños, que el malvado dueño que los arrojó allí, primero los metió dentro de una caja de papas fritas para que pasaran desapercibidos.

County of San Diego Department of Animal Services

Pero afortunadamente alguien los descubrió a tiempo…

De acuerdo a los policías, un hombre iba caminando cerca del basurero cuando de pronto escuchó unos quejidos. Y cuando revisó, descubrió a los dos cachorritos dentro, a punto de sofocarse. 

County of San Diego Department of Animal Services

Enseguida llamó al personal del Servicio de Animales del Condado para que fueran a retirarlos y se hicieran cargo de ellos. Pero el asunto no quedó solo allí, pues la policía está buscando a los responsables para que paguen por lo que hicieron, ya sea pasando 3 años en prisión o pagando una multa de hasta 2 mil dólares.

O tal vez ambas.

Lo bueno es que los bebés perritos están bien, crecieron saludables y felices en un hogar de acogida.

County of San Diego Department of Animal Services

Y ahora que alcanzaron la edad suficiente para ser adoptados, comenzó el proceso de entrevista a las familias que estaban interesadas en ellos y afortunadamente encontraron un hogar donde los cuiden y protejan para siempre.

Puede interesarte