Por Alejandro Basulto
26 noviembre, 2019

Según una investigación, sostienen su capacidad de vinculación más en lo emocional que en la inteligencia.

Clive Wynne es un psicólogo de la Universidad Estatal de Arizona, que vive junto a su perrito negro, Xephos. Un simpático y regalón canino que lo ama mucho, y que cada vez que lo ve, mueve su cola emocionada y mira fijamente a su humano, deseando cariño y atención. Su mensaje es claro: solo quiere amor, y si uno se detiene de acariciarlo un minuto, volverá a moverse nervioso pidiendo más cariño y atención.

The New York Times

Clive se especializa en el comportamiento de los caninos, siendo Xephos, un perrito de raza mestiza, su favorito, a quien adoptó tras encontrarlo junto a su familia en un refugio en el 2012. “Dog Is Love: Why and How Your Dog Loves You”, es su último libro, y aunque Xephos no es el autor de este libro, él sí fue la gran inspiración para que se pudiera llevar a cabo. Un texto en el que se argumenta de manera extensa el porqué estos animales son tan especiales, destacando por su amabilidad.

The New York Times

Ya que estos caninos no destacan por su inteligencia, sino que por su indiscriminado, desvergonzado y apasionado amor que sienten hacia los humanos y otras especies. Lo que afecta tanto su corazón, como su pensamiento. Wynne no cree que los perros tengan una capacidad única para comprender y comunicarse con los humanos, sino que más bien, ellos tienen una capacidad única para amar entre las especies, para ser capaces de entregar su cariño sin discriminar.

The New York Times

Mientras otros autores como el Dr. Hare consideran fundamental la capacidad de pensamiento del canino a la hora de formar vínculos con los seres humanos, el Dr. Wynne señala que la gracia de su capacidad para relacionarse con nosotros, está en sus emociones, en su habilidad de amor sin límites.

The New York Times

Aparentemente, esta unión entre perros y hombres partió por los lobos, llegando los humanos a adoptar algunos de estos que estaban renegados y formando criaderos de ellos, siendo para Wynne, los perros un éxito evolutivo asombroso, al contrario de los lobos, que son cada muchos menos que nuestros amigos perrunos. Y según la entrevista que dio para The New York Times, la mayor diferencia entre ambas especies hermanas, estaría en parte en su genética, que en el caso de los perritos los hace hipersociables, a diferencia de sus parientes lobeznos. 

Puede interesarte