Por Camila Londoño
4 diciembre, 2015

Ya nunca más tendrá que hacer arriesgadas acrobacias.

Hace un tiempo, Frankie, un pitbull mezclado se volvió famoso por ser todo un acróbata. Escalaba rejas de un refugio en Texas (Humane Society of North Texas) como todo un artista y parecía que lo disfrutaba bastante. ¿Por qué lo hacía? Probablemente para escapar de allí. 

Esta es su historia: cuando llegó a la Humane Society of North Texas, Frankie tuvo que ser sometido a una cirugía.

Aparentemente, su anterior dueño no era muy amigo de sus intentos de escape; el collar que tenía puesto le había atravesado la piel dejándole una herida brutal y muy profunda. A pesar de todo lo ocurrido, el espíritu acróbata y aventurero de Frankie siguió intacto lo cual le trajo beneficios. Dentro y fuera del refugio se enamoraron de él.

980x-1
Humane Society of North Texas

La foto de Frankie en la parte de arriba de la reja dejó a todos con la boca abierta y tuvo un efecto bastante positivo.

Gracias a sus habilidades de escapista, encontró un hogar definitivo. Hanson, su dueño, había seguido su historia desde el inicio y sabía que era el perro perfecto para él. Ahora Frankie será un perro de casa y su dueño está más que emocionado de poder trabajar con él y entrenarlo.

 «Emocionado por poder entrenarlo y todas esas cosa para ayudarle con…los escapes».

-Hanson-

980x
Humane Society of North Texas

Ahora nunca más intentará escaparse pues tiene lo que más quería: un hogar de verdad. 

Puede interesarte