Por Constanza Suárez
23 septiembre, 2019

¿Debería una tradición popular mantenerse como tal aunque sea maltrato animal? En Yulin no hacen caso y siguen con esta celebración, a pesar de que en 2017 entró en vigencia la ley que prohíbe la venta de carne de perro y se han desbaratado varios mataderos locales.

Comienza el verano en el hemisferio norte y por lo general las personas celebran la llegada del sol, ropa más liviana, playa y diversión. Sin embargo, en la ciudad china de Yulin el panorama es muy distinto: un polémico y cruel festival se toma sus calles.

Durante cerca de 10 días miles de perros son sacrificados, vendidos, cocinados y consumidos como parte de una tradición popular del país asiático. 

HugChina

Cada año desgarradoras imágenes del festival muestran a, en su mayoría, perros callejeros o robados en pequeñas jaulas donde no pueden pararse o respirar correctamente.

Según dijo Keith Guo, de PETA Asia, a The Mirror los traficantes de perros golpean a los perros en la cabeza con una varilla y queman antes de hervirlos en agua caliente para eliminar el pelaje restante.

The Humane Society

“La mayoría de las veces, los perros no son asesinados al instante, sino que quedan inconscientes cuando los vendedores los golpean en la cabeza. Se despiertan cuando los hervían o los quemaban vivos”, agregó.

A pesar de que en 2017 entró en vigencia una ley que prohíbe la venta de carne de perro en mercados, restaurantes y comercios del país, la “fiesta” continúa en Yulin con jaulas llenas de inocentes perritos listos para ser sacrificados y cadáveres. 

AFP

A punto de terminar el 2019 nos preguntamos ¿es necesario que festivales de esta índole se lleven a cabo? En medio de una transformación mundial, donde los derechos de los animales se han ido reconociendo y dándoles la importancia que merecen, “tradiciones” como esta solo nos hacen retroceder. 

Cientos de protestas, críticas y campañas animalistas han buscado derrotar al macabro festival, pero se ha resistido, sobreviviendo a través de los años. Durante este año el congresista demócrata estadounidense, Alcee Hastings, ha junta firmas pidiendo al alcalde de Yulin, Wei Tao, la prohibición definitiva de la celebración. Ya cuenta con más de medio millón de firmas. 

AFP

“Debemos ejercer la máxima presión posible sobre los gobernantes chinos para que promulguen cambios efectivos en la ley que ponga punto y final a este terrorífico evento anual”, escribió en su petición. 

The Humane Society

Aunque es popular, no es una tradición arraigada en la sociedad china, se trata de una creación de los vendedores de carne de perro para incrementar sus ventas que comenzó en 2010.

The Humane Society

 

 

 

 

 

Puede interesarte