Los dejaron en un bosque sin comida ni agua, para que murieran rápido.

El maltrato animal es considerado un delito en muchas partes del mundo, pero pese a esto, sus cifras siguen siendo aún muy elevadas. Para quienes lo desconocen, el maltrato no se trata solo de golpear a un animal o de abandonarlo, sino que se puede presentar de diversas formas, pero siempre causa sufrimiento o dolor.

Un tipo de maltrato fue el que sufrieron estos dos perritos samoyedos, que fueron adoptados desde cachorros por puro interés.

Resulta que sus dueños tenían planes de lucrar con ellos para siempre, y apenas los compraron, tiñeron su pelo de rosa para convertirlos en una atracción turística de Rusia. Y lo lograron, pues los visitantes se sorprendían al ver a este par de animales de un color tan intenso y poco natural, así que se tomaban fotos con ellos, pagándoles a su dueño a cambio.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Pero para mala fortuna de estas interesadas personas, sus perros crecieron y no pudieron ser los bebés rosados que soñaban tener para siempre para que los mantuvieran. Rápidamente la curiosidad de los turistas por los perros ahora adultos también comenzó a cambiar y ya no les llamaban tanto la atención.

Por eso, el dueño consideró que ya no le servían y no quería ocuparse de ellos. Así que no encontró nada mejor que ir a botarlos como basura al bosque. El hombre los abandonó a su suerte sin comida ni agua, para que murieran rápido.

Youtube @Sputnik

Sin embargo, el intenso color de los perros fue lo que los salvó, ya que gracias a ello fueron descubiertos vagando por el lugar y luego fueron llevados a un refugio en Moscú. Y pese a que se veían bien de salud, el veterinario descubrió que tenían inflamación en la piel causado por el tinte rosa.

Además, ambos habían sido heridos a bala en algún momento.

Youtube @Sputnik

Tras conocerse el caso, la policía inició una investigación completa sobre el terrible caso de abuso animal, mientras que las organizaciones animalistas hicieron un llamado a todos los turistas a que no apoyaran el negocio fotográfico que hacía esta pareja, pues ambos fueron vistos con nuevos perros rosados bebés.

Afortunadamente los dos samoyedos abusados pudieron ser adoptados en un mismo hogar donde les darán todo el amor y la atención que se merecen.

Puede interesarte