Por Valentina Miranda
7 octubre, 2021

Los fotógrafos Daniela Moses y Yeo Szemin se percataron de este extraño suceso de la naturaleza y lo inmortalizaron con sus cámaras. “Tras una inspección más cercana, me di cuenta de que no se trataba de un mono bebé, sino de un civeta bebé”, dijo la fotógrafa en un grupo de Facebook.

En el parque natural Dairy Farm (Singapur) un macaco de cola larga macho fue visto por muchos fotógrafos hace unos días, pero haciendo algo muy inusual.

Una mujer llamada Daniela Moses compartió las fotos que le sacó a este animal en un grupo de Facebook, las cuales mostraban al primate sosteniendo a unas crías. “Mientras caminaba por el sendero, de repente escuché un fuerte chirrido y poco después vi un macaco de cola larga en lo alto de un árbol que sostenía lo que parecía ser un recién nacido en la boca”, escribió en la publicación.

Para ella resultó ser extraño que llevara de esta forma a sus crías, no podía entenderlo hasta que se dio cuenta de que no era lo que parecía. El macaco estaba cuidando a unas civetas bebés, una especie de mamífero pequeño que es de tipo nocturno.“Tras una inspección más cercana, me di cuenta de que no se trataba de un mono bebé, sino de una civeta bebé que el mono tenía en la boca y también un segundo en su mano derecha”, explicó en la descripción de las fotos.

Crédito: Yeo Szemin

Daniela estaba más confundida que antes, puesto que no entendía porqué el macaco tenía a estos pequeños a su cuidado. La madre de estas civetas no pudo ser localizada, se desconocía si murió, los abandonó o el mono los sacó de la madriguera. “No había ni rastro de su madre por ningún lado. Ambos todavía tenían los ojos cerrados, por lo que debían tener solo unos días de edad”, detalló en Facebook.

Yeo Szemin, otro fotógrafo que capturó el momento, dijo a Mothership que el aspirante a padre fue gentil con los bebés y los acicaló como si fueran suyos. De acuerdo a este mismo medio, cuando un mono acicala a otro dentro de su grupo, significa que quiere reforzar los vínculos sociales.

Crédito: Daniela Moses

Según la información de Daniela, el macaco trepó árboles con ellos sin soltarlos. Los demás monos se dieron cuenta y se acercaron a ver, pero se asustaron ante lo desconocido y reaccionaron agresivamente. Al instante se habían ido todos del sector.

Hasta el momento se desconoce si el padre adoptivo se quedó definitivamente con ellos, o si volvió la mamá y fueron devueltos. Sin embargo, Mothership señala que han habido casos de macacos que han robado bebés humanos en India y cachorros en Malasia, por lo que es muy probable que eso pasó realmente.

Crédito: Daniela Moses

Así es la naturaleza y está dentro de las cosas inevitables. Ojalá las crías estén bien.

Puede interesarte