Por Mariana Meza
31 marzo, 2021

El perro más joven de Joe Biden nuevamente dio que hablar. Esta vez, por morder a un empleado del Servicio Nacional de Parques de EE.UU. en el jardín de la Casa Blanca. Es la segunda vez en el mes que lo hace y será entrenado para que la situación no vuelva a ocurrir.

Todos los perros son juguetones y guardianes por instinto. Más cuando son los del presidente Joe Biden. Y es que parece ser que Major Biden, uno de los dos pastores alemanes, se toma su rol bastante en serio porque recientemente volvió a hacer noticia por morder, una vez más, a una persona en la Casa Blanca. Esta vez, se trató de un incidente con un empleado del Servicio Nacional de Parques de EE.UU., quien caminaba por el extenso jardín del palacio presidencial.

Joe Biden

El hecho ocurrió el lunes por la tarde y fue comunicado por Michael La Rosa, secretario de prensa de la primera dama Jill Biden, quien dijo que Major “mordió a alguien mientras caminaba” por el jardín sur de la Casa Blanca, informó CNN.

La Rosa también agregó que el pastor alemán de Joe Biden “todavía se está adaptando a su nuevo entorno”. Sobre el empleado, informó que tuvo que suspender su trabajo y ser atendido en la unidad médica de la Casa Blanca. “Mordió a alguien durante un paseo, como precaución el individuo fue visto por la WHMU (siglas en inglés de la unidad médica de la Casa Blanca) y luego volvió a trabajar sin heridas”, señaló el portavoz.

AP / Evan Vucci
@potus / Instagram / Joe Biden

Esta no es la primera vez que Major Biden agrede a una persona en el palacio presidencial de Estados Unidos. A principios de este mes, el 8 de marzo para ser exactos, mordió a un agente del Servicio Secreto. Luego de ocurrido ese incidente, Biden dijo que su pastor alemán de tres años era “un perro dulce” y que “el 85% de las personas lo ama”.

Major y Champ, el otro pastor alemán de Joe Biden, habían regresado a la Casa Blanca la semana recién pasada, después de pasar un tiempo en la residencia privada de los Biden en Delawere.

Puede interesarte