Por Ronit Rosenberg
12 febrero, 2021

Y el padre también demostraba su preocupación, mirando a sus pequeños volverse fuertes y sanos.

Hoy en día es muy común que algunos bebés nazcan antes de las semanas de gestación correspondiente y deban ir por un tiempo a madurar a la incubadora. Es algo tan cotidiano en los hospitales que no es ninguna novedad… pero cuando los prematuros son perritos y sus primerizos padres unos Bull Dog francés ensimismados de la preocupación, se torna la situación más insoportablemente adorable que se pueda ver jamás.

Quien crea realmente que los animales no son capaces de sentir tal como lo hacemos los humanos, no sabe absolutamente nada de la vida. Y este video y fotos son las pruebas empíricas de ello. Si esto no es amor puro y profundo, no sé qué es…

Viralpress

Kuma, una Bull Dog Francés de 4 años, tuvo dos cachorritos en Bangkok, Tailandia. Entró en trabajo de parto dos semanas antes de lo debido y en la veterinaria decidieron que era necesario ponerlos en incubadora para que crecieran un poco más. Estaban débiles y muy pequeños para irse a casa aún.

Viralpress

Pero Kuma y Sour Pork, el padre de los cachorros, no estaban preparados para irse sin ellos. Estaban muy ansiosos y preocupados, como todo padre primerizo. Su reacción es épicamente adorable y esto demuestra que no hay ninguna diferencia con el amor que un humano le puede tener a sus bebés.

Viralpress

No se separaron de a su lado, y Kuma, muy preocupada, quedó por un largo rato mirando dentro de la incubadora, chequeando que sus bebés estuviesen bien. Mientras que Sour Pork, se quedó atrás esperando muy calmado pero atento.

Viralpress

Los veterinarios dijeron que los cachorros tenían buen pronóstico y pronto pudieron ir con sus padres a casa.

Ellos esperaron con ansias y felicidad.

Puede interesarte