Por Daniela Morano
8 julio, 2019

El pequeño tuvo que ocupar las pocas fuerzas que le quedaban para subir por la tabla que le acercaron para salir.

Un grupo de trabajadores en Arizona se vieron en aprietos cuando, inesperadamente, se encontraron con un animal atrapado en el cemento. No saben cómo, pero al inspeccionar con atención pudieron darse cuenta que durante la noche un mapache había caído al cemento húmedo. Para suerte del pequeño, aún seguía con vida, pero había que actuar rápido.

Los trabajadores instalaron una tabla de madera para ayudarle a salir, pero el mapache parecía estar muy cansado. Con toda sus fuerzas comenzó a escalar hacia la libertad, sin embargo justo entonces se resbaló y volvió a caer al cemento.

Su piel era una piedra.

SWCC

Ni él ni los humanos se darían por vencido, así que esperaron hasta que pudiese moverse nuevamente para subir a la tabla. Una vez afuera, colapsó en el suelo, agotado por el esfuerzo y el cansancio.

Llamaron a Southwest Wildlife Conservation Center, quienes se encargaron de tomar al pequeño y ayudarlo a mejorarse. «Mientras más intentaba salir, más se hundía. Esa noche hizo frío y como el cemento estaba endureciéndose, él también perdía fuerza. Es un milagro que haya sobrevivido».

SWCC

Ya en el centro de rehabilitación debieron actuar rápido. «Si alguna vez han tenido concreto en sus manos, sabrán que es doloroso para la piel», dijo Linda Searles, directora del centro, a The Dodo.

Le dieron un baño en agua con vinagre y luego otro baño con avena, lo que ayudó a su piel a tranquilizarse. Una semana después, está como si nada.

SWCC
SWCC

«Le gusta su dieta, está comiendo muchas frutas, vegetales. Por ahora se está recuperando… debe haber sido terrible estar atrapado en concreto toda la noche».

Como ya es un mapache mayor, ha perdido algunos de sus dientes. «Cuando haya mejorado, subido de peso y su pelaje haya crecido de vuelta, evaluaremos si dejarlo libre».

Por ahora sólo debe descansar.

Puede interesarte