Por Juan David Montes
29 abril, 2016

¿Quién tiene la razón?

Las playas de diferentes zonas del sur de Chile se encuentran invadidas por grandes cantidades de machas, un molusco que es comúnmente recolectado por los pescadores de la región. Sin embargo, en este caso no se trata de una próspera cosecha; por el contrario, todo este producto se encuentra contaminado. La versión oficial, emitida por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, señala que la causa es un fenómeno conocido como marea roja. Pero hay quienes no están de acuerdo y creen que todo es culpa del vertimiento de salmones envenenados en el mar.

13124516_10153783579029118_5511767635988505434_n
Ramon Navarro

La marea roja consiste en el aumento de la presencia de microalgas ,debido al incremento de la temperatura marina.

Este exceso resulta nocivo para varias especies de moluscos, como en el caso de las machas, cuya intoxicación ha causado que desde la última semana de abril hayan invadido grandes extensiones de costa en zonas como la Isla Grande de Chiloé y Caremalpu.

La toxina tiene un efecto paralizante, potencialmente mortal y su consumo ha sido restringido, lo cual acarrea una grave situación para estas zonas cuya economía depende principalmente de la acuicultura.

Pero varias voces han levantado su incredulidad con respecto a la versión de la marea roja. Entre ellas la popular actriz y locutora Javiera Acevedo, quien público esta imagen con un mensaje en el cual se atribuye la situación a un reciente vertimiento de cadáveres de salmón presuntamente infectados:

El Servicio Nacional de Pesca y Agricultura respondió, con bastante brevedad, el tweet Acevedo:

Acevedo no fue la única que se manifestó, el surfista profesional Ramón Navarro publicó varias fotografías de la varazón de machas, acompañadas de un texto en el que expone la versión que, según él, le han manifestado los pescadores de Chiloé:

«Esto ocurre en Chiloé en estos momentos, las machas muertas y varando a la orilla del mar, ¿todavía creen que es marea roja? O es a consecuencia de los salmones contaminados que fueron a botar a mar abierto. Hace un mes atrás más de 70 toneladas. Se lo advirtieron a las autoridades de todas las formas posibles el daño que esto causaría pero no hicieron caso, ahora vemos el daño gravísimo al medio ambiente que ha causado».

13076857_10153783578614118_492856809647631641_n
Ramon Navarro

Los pescadores, principales afectados, han manifestado que esperan que se decrete zona de catástrofe.

Puede interesarte