Será la planta solar más grande del mundo.

 

Uno de los principales problemas que hoy preocupa al mundo entero, es cómo generar energías limpias, es decir, que no contribuyan a aumentar los niveles de CO2 en la atmósfera. Afortunadamente, hay lugares en el mundo en los que se está optando por métodos de producción de energía que son limpios y sustentables, ejemplos de ellos son la energía eólica y la energía solar. Respecto a esta última, Marruecos está a punto de hacer historia.

El desierto del Sahara y el potente sol que calienta todos los días sus enormes planicies, son una enorme fuente de energía y los marroquíes lo saben. Un físico de partículas alemán llamado Gerhard Knies, calculó en 1986 que  los desiertos del mundo reciben suficiente energía en unas horas para satisfacer las necesidades de energía de la humanidad en todo un año.

#morocco #maroc #ouarzazate #dromedary #kasbah #atlas

A photo posted by Patrick Marques (@magiktrick) on

Por esta razón, en la ciudad de Ouarzazate, en el borde mismo del desierto, están a punto de inaugurarse 4 enormes plantas termosolares con capacidad de 160 MWe, utilizando tecnología solar parabólica con 3 horas de almacenamiento. El proyecto se convertirá en la planta más grande de energía solar en el mundo y pretende proporcionar a Marruecos un tercio de la electricidad proveniente de recursos renovables para 2020.

“Marruecos está construyendo la planta solar más grande del mundo jamás vista”

La novedad de esta planta solar es que, en vez de los tradicionales paneles fotovoltaicos que todos conocemos, utiliza tecnología de espejos con forma de medialuna. Nada más y nada menos que 800 filas de espejos. Esto permite producir energía incluso durante la noche. De acuerdo al Presidente del Banco de Desarrollo Africano, uno de los principales financistas del proyecto:

“El proyecto solar de Ouarzazate es el primer proyecto en África en utilizar la tecnología de la energía solar concentrada. Esta planta es un paso importante en la estrategia de crecimiento verde e inclusivo de Marruecos”

-Donald Kaberuka-

La construcción de la primera planta ya está en camino, pero cuando acabe el desarrollo total del proyecto, las plantas ocuparán una superficie tan grande como la capital de Marruecos. El proyecto constará más de 9 mil millones de dólares y, de acuerdo al Ministro de Medioambiente marroquí, este tipo de energía podría tener un impacto tan grande como la producción de petróleo lo tuvo en el pasado.

La tecnología de espejos funciona gracias a una “solución de transferencia de calor” (STC); se trata de un aceite térmico sintético que se bombea hacia un depósito de calor que contiene arena. En este lugar se puede almacenar la energía térmica hasta por tres horas.

La idea de Marruecos al terminar las plantas, es tener la posibilidad de exportar este tipo de energía a otros países cercanos. Ya hay conversaciones en curso con Túnez y les gustaría aventurarse hacia el norte del Mediterráneo, es decir, Europa.  Pero eso ya es un proyecto aparte que requeriría de la construcción de interconexiones continentales, algo absolutamente enorme. Por ahora, los trabajadores del proyecto siguen ocupados en terminar la primera planta, con turnos de hasta 12 horas.

“Marruecos está construyendo la planta solar más grande”

Afortunadamente, Marruecos es un país que tiene intenciones de continuar utilizando sus recursos naturales para no depender de otros países. Tal es el caso de el proyecto de desalinización de sus aguas, el que podría palear un poco la sequía que el país sufre hace ya varios años. Claramente llevar a cabo este tipo de mega proyectos que colaboran a la generación de energías renovables, va en beneficio de todos. Sin embargo, se necesita un nivel de financiamiento que muchas veces están fuera del alcance de las entidades públicas y privadas.

Esperamos que pronto proyectos de esta envergadura puedan llevarse a cabo en América Latina.

Puede interesarte