Por Vicente Quijada
2 agosto, 2018

Su dueño, un fotógrafo, llevó su afición por la artista demasiado lejos.

Que Madonna ha inspirado a miles por décadas, no es una novedad. Pero que un can se haya apropiado de sus más famosas portadas, haciéndolas hilarantes, sí lo es. Todo empezó cuando Vincent Flouret, un fotógrafo fanático de la “reina del pop” tomó el famoso disco “Like a Virgin”. En un momento de creatividad, miró a su fiel perro Max y la idea llegó de golpe a su cabeza. “Voy a hacerle un tributo”, sentenció.

https://www.instagram.com/p/BkLLTyYlmjB/?taken-by=max_et_vincent

Y así fue dándole forma al proyecto, tomándole diversas fotografías a su mascota, caracterizado como la popular cantante. Vestuario, fondo, y hasta el pelo, nada fue dejado al azar por el profesional, quien también debió rendirse en algunas ocasiones, ante lo dificultoso de la tarea. La famosa fotografía de Patrick Demarchelier, con Madonna fumando, es uno de esos objetivos frustrados. 

@max_et_vincent

Aún así, pudo llevar a cabo el homenaje a las obras más insignes de la artista, como el nombrado disco que la lanzó a la fama, la portada de “Music” y “True Blue”, e imágenes de los vídeoclips de “Hung Up” y “Material Girl”.

@max_et_vincent

Y, por si fuera poco, el tributo va más allá y es también una causa benéfica, intrínsecamente relacionada a Maddona. Esto debido a que el fotógrafo expone las instantáneas, las vende y recauda fondos para la ONG “Raising Malavi”, fundada por la mismísima cantante, y que tiene como objetivo ayudar a los infantes de aquel pobre país africano.

@max_et_vincent

Un perro, Madonna y solidaridad, ¿qué mejor?

Puede interesarte