Por Daniela Morano
8 marzo, 2019

“Cuando le dieron el alta me puse a llorar, fue el mejor día de mi vida. Todavía no lo asimilo, si soy honesta”, dijo su mamá.

La pequeña Isla Caton, de 4 años, fue diagnosticada con neuroblastoma en estadio 4 en marzo del 2017, un tipo de cáncer que se forma en el tejido nervioso. En ese entonces le dijeron a sus padres que sólo tenía un 4% de probabilidades de vivir, pero no querían perder las esperanzas. Si bien es cierto que en algunos casos el cáncer es tan violento que la persona no alcanza a vivir ni cuatro meses después del diagnóstico, hay otros casos en que este entra en remisión.

Isla fue llevada a Barcelona donde recibió quimioterapia y anticuerpos para ayudarla a combatir la enfermedad. Aunque no era la primera en la lista para recibir el tratamiento, los especialistas consideraron que era la que en mejor estado se encontraba y la que más probabilidades tenían de ayudar aún.

PA

Su mamá, Nicola, habló con el sitio Metro, donde comentó sobre lo feliz que se sentía de que su hija ahora por fin está sana y espera que sea una historia que le dé esperanzas a otras familias que estén pasando por situaciones similares.

“Cuando le dieron el alta me puse a llorar, fue el mejor día de mi vida. Todavía no lo asimilo, si soy honesta”, dijo.

Nada de esto hubiese sido posible si no fuese por la ayuda de los equipos de fútbol West Ham United y Millwall, quienes se unieron para recaudar fondos para el tratamiento de Isla. Incluso celebridades del Reino Unido aportaron a la causa.

PA
PA

Nicola dijo que otros padres en situaciones similares deberían considerar pedir ayuda pues el tratamiento no lo cubre la NHS.

“La gente además tiene que asegurarse de que el tratamiento sea en un hospital, porque a mí primero me dijeron que la llevar a casa para que estuviese cómoda pero insistimos”.

PA

La batalla de Isla aún no termina pues le quedan dos rondas de quimioterapia y de anticuerpos además de vacunas que previenen que el cáncer regrese.

PA

“Ojalá regresemos a casa y podemos pensar en la escuela, sólo quiero que disfrute de cosas normales como otros niños de ahora en adelante”.

Puede interesarte