Por Camilo Morales
11 noviembre, 2020

Los habitantes de Benar Beach en Gales se sorprendieron ante el suceso. Sin embargo, los expertos explicaron que aunque la imagen se vea impactante, es más frecuente de lo que se piensa. Esto porque los peces pequeños intentan escapar de los depredadores, se desorientan y terminan varados.

Un extraño hecho se registró en una playa de la costa norte de Gales: medio millón de peces quedaron varados en la orilla tras escapar de delfines y focas, según explican los expertos. En las imágenes se puede ver cómo estos peces pequeños repletaron el borde del mar de tal forma que no se podía ver el fondo.

Las playas de Gales son más bien tranquilas, pero durante el último tiempo se han visto invadidas por depredadores como focas y delfines que atrapan a sus presas, principalmente compuestos por pequeños pececillos similares a las sardinas.

Aeron Griffith

Así, un joven llamado Aeron Griffith, se dio cuenta del extraño suceso mientras caminaba por Benar Beach en Gales y lo registró de inmediato. Según cuenta a la BBCiba a buscar un cebo, pero terminé pescando a algunos de ellos. (…) La mayor parte del espadín habría muerto porque la gran cantidad de ellos extrajo el oxígeno del agua y quedaron varados“, detalló Griffith.

Pero según explicó el experto de Welsh Wish Waters, Robert Redman, se trataría de un hecho más frecuente de lo que se cree. “Cuando sube la marea, hay bolsas en la arena y los espadines se quedan varados en ellas. No es una cosa extremadamente rara“, dijo. De esta forma, el pez caballa, que se alimenta del espadín, los empuja hasta la costa, por lo que los espadines quedan varados en la orilla.

Aeron Griffith

Inmediatamente la escena se repletó de gaviotas que volaban en círculos sobre la escena, queriendo conseguir algo para comer. Y tenían mucho por donde elegir, porque según los habitantes del lugar había medio millón de peces varados. 

Aeron Griffith

Para la líder del equipo de Recursos Naturales de Gales, Vanessa Lang, “El mar en calma esta semana significa que los depredadores más grandes, como las focas, a menudo pueden terminar persiguiendo peces más pequeños hasta la arena“, por lo que eso explicaría el hecho. Además, explicó que aunque la imagen se vea impactante “es sólo la naturaleza la que actúa“.

Por ese motivo, los expertos explican que estos eventos no son tan extraños, porque el espadín en su desesperación por escapar de los depredadores se desorienta, y así termina en un destino no muy distinto de ser comido: varado y muerto fuera del agua. 

Puede interesarte