Por Romina Bevilacqua
9 noviembre, 2015

¡Nadie podía comprender qué hacía allí, en medio del mar!

Un grupo de amigos navegaba en las aguas del Golfo de Nápoles cuando a lo lejos vieron que algo extraño se movía en el agua. Comenzaron a acercarse y pronto descubrieron de qué se trataba.

Un pequeño cachorro exhausto, nadaba por su vida en medio del mar y a más de 30 km de la orilla.

httpv://youtu.be/SwjUjSdxEZc

Detuvieron el bote e intentaron sacarlo del agua, pero el cachorro pasó muy lejos del borde. Volvieron a intentarlo llamando al cachorro y animándolo para que hiciera un último esfuerzo para acercarse a ellos, hasta que el pequeño al fin estuvo lo suficientemente cerca como para subirlo al bote.

El pequeño labrador estaba congelado después de pasar tanto tiempo en el agua.

905577_1624506434479400_1470185441572123901_o
RYCC Savoia

A bordo del bote todos se preguntaban cómo era posible que el cachorro hubiese llegado hasta allí, y cuánto tiempo habría pasado en el agua. Lo secaron con toallas y mantuvieron abrigado para que recuperara una su temperatura corporal y lo llevaron a la orilla.

Pronto se enterarían de que el perro en realidad pertenecía a Mario Di Meglio, quien llevaba al cachorro a su nuevo hogar junto a su familia. Para llegar a casa debían cruzar en el ferry.

Cuando ya iban en camino a casa sobre el mar, el labrador se había soltado de su correa y cayó al agua.

19928_1624764831120227_1120653679192158806_n
RYCC Savoia

Su dueño corrió a avisarle a la tripulación del ferry, pero ellos se negaron a detenerse. Dijeron que el cachorro probablemente ya se habría ahogado.

Pero poco más de 30 minutos después del accidente, el cachorro seguía nadando por su vida y por suerte fue encontrado por los tripulantes miembros del Reale Yacht Club Canottieri, quienes habían salido a navegar en aquel soleado día.

Al fin podía estar tranquilo, ya que ese día tendría una nueva oportunidad de vida.

2E1A213800000578-0-image-a-142_1446649912996

¡Por suerte todo terminó bien!

 

Puede interesarte