¿Te imaginas estar dentro de un tornado de excremento del animal más grande del mundo?

Hay una historia detrás de cada fotografía, algunas son de inspiración, algunas son angustiantes y otras son simplemente muy locas. El fotógrafo submarino Keri Wilk y su cámara tuvieron un encuentro reciente con un cachalote defecando durante varios minutos.

Puede que conozcas a Keri, por haber realizado el documental The beautiful sperm whale and dolphin drone footage (cachalotes y delfines capturados por un drone) que ha estado haciéndose conocido en la web. Pero deberías saber que Keri no sólo vuela por encima de las ballenas, sino que también cuenta con años de experiencia de bucear junto a ellas.

Desafortunadamente, todos sus años de experiencia de buceo y de fotografiar criaturas submarinas no lo habían preparado para el “tornado de caca” en el que se sumergió, literalmente. 

Mientras llevaba a un grupo a bucear para una expedición de fotografía de ballenas frente a las costas de la isla Dominica en el Caribe, Keri y otros cuatro buzos se acercaron a esta ballena que parecía estar totalmente calmada.

1caafdac145b4f5b654d523d9ef9277e

La ballena se acercó a ellos, apuntó hacia abajo, y luego en palabras de Keri, «comenzó la tormenta»«Al principio, parecía un movimiento intestinal normal… a menudo vemos a los cachalotes defecar, sobre todo durante el buceo, así que no nos imaginamos mucho con las primeras señales. Se puso hacia abajo, pero luego, en vez de continuar su inmersión, se mantuvo en la superficie continuando con el movimiento intestinal por una longitud sorprendente de tiempo«, explicó Keri.

8b926a4ce7148910a623e36c37f18627

«Los cuatro nos miramos unos a otros con confusión y luego otra vez a la ballena, esperando que en cualquier momento su llamada de la naturaleza se terminara, y descendiera nuevamente a las profundidades en búsqueda de otra comida como lo hacen normalmente. En cambio, la ballena se balanceó de arriba hacia abajo, se dio la vuelta en círculos, y nos saludó defecando en todas las direcciones durante varios minutos mientras no podíamos hacer nada más que observar».

1e152fb549a947287f420a516c05c441

«No podía ver mi mano cuando la puse en frente de mi cara», explicó Keri. «Sin embargo, fue bastante fácil nadar para afuera, así que después de sacar algunas fotografías dentro de la zona cero, me salí de la nube y logré fotografiar los momentos en que la ballena se movía de un lado para el otro”.

Afortunadamente para nosotros, Keri subió todas esas fotos a un álbum llamado “Poopsplosion” (explosión de caca) que puede darte mucho asco, hacerte reír, o un poco de ambas.

Alerta: Prepárate para montones y montones de caca.

2d47a0c8ec50cd0a4164e1b27e256908

Al parecer, este tipo de explosión es un mecanismo de defensa del cachalote, algo así como un cefalópodo liberando una nube de tinta, pero tanto Keri, como su guía (que en conjunto tienen más de 50 años de experiencia observando ballenas en Dominica) ¡nunca habían visto nada como esto!

b2b2d1ce555966b40d60a25010a4644d

Por supuesto, que si vas a experimentar un fenómeno natural muy raro, probablemente sería mejor si no te dejara cubierto de excremento de ballena… Pero por otra parte, Keri recuerda la experiencia con un cierto cariño: Cuando le cuento a la gente esta historia, lo primero que piensan es «¿no fue demasiado horrible?» Y mi respuesta siempre ha sido «No, ¡en lo absoluto!»

«He experimentado un montón fenómenos naturales interesantes bajo el agua, en todo el mundo, ¡pero esta es una de las mejores de la lista! Mientras no te quitaras la mascarilla, realmente no podías oler nada y tan pronto como comenzó a suceder, yo sabía que era algo extremadamente inusual. Fue un evento muy emocionante para verlo bajo el agua, a pesar de que en esencia se reduce a la experiencia de que una ballena se estaba haciendo encima de nosotros».

5566e13ace63c537dfae21bd729b79e1

Y si por si acaso todavía te preguntas cómo se vería este espectáculo en vivo y en directo, Keri tuvo la amabilidad de compartir el siguiente GIF:

2015-01-22-whalepoop_edit-thumb

Como hemos dicho: algunas historias son inspiradoras, algunas son angustiantes, y otras son simplemente muy locas. Si esta no fue la segunda, sin duda es la tercera.

217f186ad70000cc30b017616e3561e2

Visto en: The Hufftington Post

Puede interesarte