Por Romina Bevilacqua
24 noviembre, 2014

_76888130_medflymating2

Un tipo de mosca genéticamente modificada que eventualmente se aniquila a sí misma podría ser un nuevo método efectivo de control de plagas en los cultivos, según una reciente investigación.

Un grupo de científicos planea desencadenar un plan para lanzar miles de estos insectos al medio silvestre para que puedan contrarrestar pestes, sin embargo aún requieren de la aprobación para hacer efectivo el experimento. Estas moscas mutantes de sexo masculino tienen un gen letal que interrumpe el desarrollo femenino y mata a las hembras antes de convertirse en adultas. Se pusieron a prueba en un invernadero y el resultado fue el «colapso total de la población».

Este intento involucraría la liberación de moscas del olivo machos genéticamente modificados para que se puedan aparear con las hembras que se encuentran en el medio silvestre, lo que traería como resultado el que todas las crías de las hembras mueran al llegar a sus estados de larva o gusano”, señalas los expertos. Esto significa que después de varias generaciones, las moscas mueren ya que los machos no pueden encontrar parejas.

Estas moscas transgénicas macho fueron producidas por la compañía de biotecnología con sede en Oxfordshire, Oxitec y buscan ser una “alternativa verde” para el uso de químicos. Según los investigadores, si se libera en el medio natural, podrían prevenir el daño a los cultivos de una manera que es «económica y amigable con el medio ambiente».

_76888129_medfly_on_orange_(stacked_image)
Mosca mediterránea de la fruta

La mosca mediterránea de la fruta es una plaga agrícola mundial que infesta más de 300 tipos de cultivos, entre ellos frutas silvestres, verduras y frutos secos, causando grandes daños. Actualmente, las técnicas para el control de plagas incluyen la esterilización y los insecticidas. Sin embargo, estos insectos modificados generarían moscas estériles que no se aparean. Además los insecticidas utilizados para reducir la población de moscas del olivo también plantean problemas como moscas que pueden desarrollar rápidamente la inmunidad ante ellos e incluso alterar la estructura genética de la población completa de insectos.

Sin embargo existen opiniones en contra de la liberación de estas moscas genéticamente modificadas ya que al mutar el código genético para esterilizar y eliminar la población de moscas podría haber otras consecuencias.Según informa el Daily Mail, “Los críticos temen que este desarrollo pueda poner en riesgo la salud humana si es que las personas llegasen a comerse estas moscas o sus larvas si es que ellas llegasen a estar presentes en productos alimenticios”. Entre las preguntas más frecuentes están: ¿Qué implica esto para los animales que se alimentan de estas moscas diariamente? ¿O qué pasará con los humanos que se comen los animales que a su vez se alimentan de estas moscas, o los humanos que, por casualidad, se lleguen a comer una de estas moscas?

Medfly-male-on-peering-over-leaf-636x318

En respuesta a las preocupaciones, el Dr. Leftwich señaló que las moscas han sido ampliamente testeadas y que no existe ninguna razón para pensar que tendrían efectos adversos, además dijo que el equipo las monitorearía de cerca y añadió: «La naturaleza de la modificación a las moscas, es importante destacar, se vuelve una desventaja para sus contrapartes locales ya que no podrían producir hijos. Si paramos la liberación de estos individuos, serían rápidamente eliminados de la reserva genética«.

Fuentes: Daily Mail , BBC, The Royal Society, True Activist

Puede interesarte